Con la intención de evitar que los menores de 13 años tengan acceso a la red social, Facebook ha realizado algunas modificaciones a sus políticas de edad. El cambio también afectará a Instagram, según ha reportado el portal TechCrunch.

A partir de ahora, los moderadores de ambas plataformas bloquearán cuentas de las cuales se sospeche que pertenecen a usuarios que no cumplen con la edad mínima establecida. Anteriormente, la compañía solo investigaba los perfiles reportados y actuaba hasta tener una confirmación del incumplimiento.

Un portavoz de Facebook comunicó que el sistema ya les permite bloquear cualquier cuenta sospechosa aunque no tenga reportes previos por otro tipo de infracciones. Bastará con la sospecha para bloquearle el acceso al menor.

Si el usuario bloqueado cumple con las normas establecidas, tiene la oportunidad de enviar alguna identificación oficial con fotografía emitida por el gobierno de su país. Al comprobarse que su edad cumple con las políticas, será posible recuperar la cuenta.

Hasta el momento no se sabe el impacto que tendrá este cambio en el número de usuarios activos en ambas plataformas, pues claro que está que muchos menores mienten en su edad para obtener el registro. Todo esto a pesar de que Facebook ha perdido popularidad entre las personas jóvenes, una situación contraria a la que vive Instagram.

Apenas el 16 de julio, la compañía había confirmado que las páginas de alto perfil y grupos políticos deberían pasar por un segundo proceso de revisión. Un día después, expandieron estos movimientos para poder identificar usuarios que no cumplen con la condición de edad. Esto significa que desde el mes en curso empezará la búsqueda para encontrar perfiles sospechosos.

En los Estados Unidos, la edad mínima para registrarse es de 13 años, debido a que en esa edad los menores ya pueden beneficiarse de la Ley de Protección de la Privacidad en Línea de los Niños, la cual debe ser respetada por cualquier compañía que obtenga información de sus usuarios.

Los contrastes

Todos estos movimientos contrastan con Messenger Kids, una iniciativa de Facebook para que los menores entre 6 y 12 años puedan utilizar el servicio de mensajería con sus padres. La aplicación no se encuentra disponible en todo el mundo, sin embargo, se ha expandido a más territorios en los últimos meses, incluyendo a Canadá y México.