Bungie y Activision siguen comunicando las principales novedades que llegarán a Destiny 2 a lo largo de las próximas semanas, en preparación de la llegada de su gran expansión, Forsaken. Ahora, además de todos los cambios y añadidos que llegarán con dicha expansión de los que ya hemos hablado, hemos conocido que Bungie actualizará más a menudo Destiny 2.

Más concretamente, la compañía ha afirmado que reiniciarán ciertas actividades cada cuatro días en lugar de semanalmente, como ha venido ocurriendo desde el lanzamiento original. A partir del lanzamiento de Forsaken, el Crisol y actividades como los Ocasos y los Strikes sufrirán el reset y cambiarán más a menudo. Solo otras actividades como las incursiones mantendrán su actualización cada siete días. Con esto se busca que tanto el neófito como el jugador avanzado tengan más que hacer y no caigan tan pronto en un círculo monótono.

Los directores de la expansión, Steve Cotton y Scott Taylor se centran en convertir Destiny 2 en una experiencia de ocio a la que recurrir constantemente y no un videojuego que completar y guardar en la estanteria. Así, buscan que el jugador tenga cosas que hacer constantemente y, para ello, se quieren centrar en cambiar el menú a través del cual nos movemos y elegimos qué y cómo hacerlo.

Cuentan en Game Informer que será algo más vago y pondrá menos énfasis en los objetivos semanales. En su lugar, serán los iconos de los propios planetas los que, mediante brillos y efectos visuales, dejen claro cuándo hay eventos interesantes a completar. Asimismo, se pondrá más atención en traer de vuelta actividades diarias como las misiones heroicas. Con todo, añadiendo las nuevas actividades y zonas de la expansión, parece que Bungie pretende dar un giro de 180º con Destiny 2. Forsaken, recordemos, llegará el 4 de septiembre a PC, Xbox One y PlayStation 4.