Han tenido que pasar 14 años para que la familia Increíble vuelva a las pantallas. Después de haber ganado un Oscar a la Mejor Película de Animación y de convertirse en una de las películas más icónicas de Pixar, Los Increíbles estarán de regreso este viernes 15 de junio en los cines de Estados Unidos y México.

A diferencia de la primera entrega, en la secuela la trama estará centrada en Elasticgirl o Helen Parr, quien formará parte de un plan para que los superhéroes vuelvan a ser legales, mientras que su marido Bob tendrá que quedarse a cargo de su familia. Este podría ser el peor momento para que el pequeño Jack-Jack empiece a descubrir sus poderes, algo que ya intuíamos que sucedería teniendo en cuenta el historial de la familia de superhéroes más famosa de Pixar.

En el momento en el que el tráiler oficial de la Los Increíbles 2 salió a la luz, llegó a las más de 100 millones de visualizaciones, convirtiéndose en el avance más visto de una película de animación. El regreso de los superhéroes se confirmó como algo que más de uno había estado esperando pero ¿por qué tardó 14 años en llegar la tan esperada secuela?

El director Brad Bird ha conseguido el éxito con otras producciones de animación como Ratatouille y dio el salto al cine con otras como Mission Impossible: Ghost Protocol y Tomorrowland con George Clooney. Sin embargo, la familia Parr siempre estuvo en su mente y una parte del argumento de la segunda parte ya nació después del rodaje de la primera entrega. Que el eje central estuviera centrado esta vez en Elasticgirl en lugar de en Mr. Increíble no ha sido algo inesperado para el director pero, en entrevista con The Verge destacó que este cambio en el guión no tiene relación con los movimientos como #MeToo o Time's Up. "Esa idea era una vieja idea, pero no estaba pensando en términos políticos".

En la nueva entrega, se une a la película un nuevo villano llamado ScreenSlaver, que controla la mente de las personas secuestrando sus pantallas. Este personaje explica de muchas maneras por qué el regreso de Los Increíbles ha tardado 14 años. La importancia de Elasticgirl y los nuevos poderes de Jack-Jack eran elementos con los que ya contaba pero, para poder dar un sentido a una nueva producción, era muy necesaria la justificada llegada de un villano.

Brad Bird explicó que, en el momento en el que encontrara una historia tan buena como la secuela de otras como Toy Story, iniciaría el proyecto. "He estado pensando en eso. La gente piensa que no lo he sido, pero lo hice porque amo a esos personajes y amo ese mundo ... me acaricio el mentón y me rasco la cabeza. Tengo muchos, muchos elementos que creo funcionarían muy bien en otra película de Los Increíbles, y si logro hacer que todos hagan clic, probablemente quiera hacer eso", señaló en entrevista con The Hollywood Reporter años antes del estreno de la secuela.

Los Increíbles ante el auge de los superhéroes de Marvel

La llegada de los Parr ha llegado en un momento en el que los superhéroes han conquistado la gran pantalla. En 2004, cuando se estrenó la primera película de Los Increíbles, Christopher Nolan estaba a un año de estrenar su franquicia de Batman, mientras que al Spider-Man de Tobey Maguire todavía le faltaban varias películas por lanzar antes de que Tom Holland se pusiera en la piel del Hombre Araña.

Por el contrario, entre el año pasado y lo que llevamos de este se han estrenado éxitos como La Liga de la Justicia, Wonder Woman, Black Panther y la esperada Avengers: Infinity War. Las continuaciones de la Mujer Maravilla de Gal Gadot, así como el de Los Vengadores prometen seguir con esta buena racha que ha precedido sobre todo a Marvel y a DC en casos como Wonder Woman.

Sin embargo, para Samuel L. Jackson, las producciones de Pixar sobre los Parr tienen algo diferente para poder competir o al menos para posicionarse en el mercado de los superhéroes en el cine. El actor, que pone la voz a Frozone, resaltó que la película enseña como moraleja la importancia de la familia por encima de los superpoderes.

Además de tratarse de una producción animada al contrario que las de Marvel o DC, Jackson puso de relieve que la familia formada por Bob, Helen, Violeta, Dash y Jack-Jack puede enseñar a los otros proyectos sobre superhéroes la importancia de la vida diaria. "Eso ordinario de lo que realmente eres es tan interesante como esta cosa estupenda que puedes hacer [en relación a los superpoderes]. ¿Cómo vives todos los días? ¿Qué haces? ¿Quién eres sin tu uniforme o tu disfraz?", concluyó el actor.

El hecho de que los espectadores vean a la familia de Los Increíbles cenar juntos en la misma mesa puede ser una manera de acercar a las personas a la realidad de una familia que, a pesar de contar con superpoderes, pasa por situaciones que pueden ser habituales para todos.

Los Increíbles 2 llega por fin este viernes 15 de junio para enamorar por segunda vez a millones de personas con una de las familias de superhéroes más divertidas y humanas de la historia de la animación.