Honda y General Motors (GM) aumentan sus apuestas por los coches eléctricos a través de una nueva alianza para asegurar el suministro de baterías de alto rendimiento. Los dos fabricantes han anunciado que su asociación está destinada a la construcción de baterías de próxima generación para estos vehículos.

El objetivo es desarrollar nuevos componentes avanzados para conseguir una batería que "entregue una mayor densidad de energía, un embalaje más pequeño y capacidades de carga más rápidas para los productos futuros de ambas empresas, principalmente para el mercado de América del Norte", informaron las compañías en un comunicado.

Dentro del acuerdo, Honda adquirirá las baterías de GM aunque ambas compañías podrán usar la tecnología de la batería en sus propios vehículos. Otro de los objetivos de esta iniciativa, además de mejorar la tecnología de las baterías, es fomentar precios más bajos y más asequibles para la población.

"Las décadas de experiencia en electrificación e inversiones estratégicas de EV de GM, junto con el compromiso de Honda de avanzar en la movilidad, darán lugar a mejores soluciones para nuestros clientes y progreso en nuestra visión de cero emisiones", afirmó Mark Reuss, vicepresidente ejecutivo de desarrollo de producción global de GM.

Las baterías son los componentes más caros de los vehículos eléctricos y pueden costar entre 10.000 y 12.000 dólares, un tercio de lo que cuesta el Chevrolet Bolt EV. Los nuevos modelos, que planean llegar a partir del 2021, podrían reducir este precio casi a la mitad.

Una de las maneras para conseguir esta disminución del precio de las baterías sería la reducción de la cantidad de cobalto, el elemento más costoso de las baterías de iones de litio, informó una fuente a Reuters.

Esta alianza entre GM y Honda se une a la asociación entre las dos empresas para desarrollar vehículos eléctricos con celdas de combustible de hidrógeno.

Los dos fabricantes han apostado por sus propios modelos eléctricos como el Fit EV y el Clarity Electric de Honda, mientras que GM apostó por Chevrolet Bolt EV y por un plan para lanzar otros 20 coches en 2023.