Los últimos días han sido especialmente convulsos en Estados Unidos, después de conocerse que, desde el pasado mes de abril, Trump está aplicando una política de "tolerancia cero" en las fronteras del país que deriva en la separación de los menores de edad de sus familias al quedar sus padres inmediatamente detenidos.

Mientras las terroríficas imágenes de niños y niñas llorando desconsolados mientras era alejados de sus seres queridos inundaban las redes, para horror de todo el mundo, los principales líderes de las grandes compañías tecnológicas norteamericanas ya se han manifestado en contra. No es la primera vez que lo hacen en contra de las políticas anti-inmigración del polémico directivo, que si algo está consiguiendo es la unión del país entre lo que muchos califican ya de abuso y atentado contra los derechos humanos.

https://hipertextual.com/2017/09/tecnologicas-cargan-contra-politicas-anti-inmigracion-trump

"Es desgarrador"

"Es desgarrador ver las imágenes y escuchar los sonidos de los niños. Los niños son las personas más vulnerables en cualquier sociedad. Creo que lo que está sucediendo es inhumano, debe detenerse ", decía Tim Cook, CEO de Apple, en un comunicado. A este le seguía Microsoft, donde un representante de la compañía afirmaba: "Como compañía, Microsoft está consternada por la separación forzada de niños de sus familias en la frontera. La unificación familiar ha sido un principio fundamental de la política y la ley estadounidenses desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Como compañía, Microsoft ha trabajado durante más de 20 años para combinar la tecnología con el estado de derecho para garantizar que los niños refugiados e inmigrantes puedan permanecer con sus padres".

El sector tecnológico de Estados Unidos se ha caracterizado en los últimos años por ofrecer un gran apoyo a los inmigrantes y las personas que únicamente desean tener una vida mejor que la que dejan atrás. Muchos de los directivos de las compañías no son de nativos de dicho territorio y, por consiguiente, las muestras de repulsa y desagrado se hacen aún más potentes cuando son expresadas por ellos. En este sentido, algunos han hecho uso de Twitter como herramienta canalizada, con un Sundar Pichai, CEO de Google, que usaba el hashtag #KeepFamiliesTogether (mantened a las familias unidades) para urgir al Gobierno a encontrar una solución.

Otras muchas compañías han hecho referencia a estos actos de crueldad a través de sus máximos responsables, como el CEO de la plataforma de hospedaje Airbnb, también a través de Twitter, o el propio Jack Dorsey, que también ha utilizado el hashtag anteriormente mencionado. "Como padre, ciudadano e inmigrante, las historias que llegan de nuestra frontera me rompen el corazón. Las familias son la columna vertebral de la sociedad. Una política que los separa en lugar de construirlos es inmoral y simplemente está mal", tuiteaba Dara Khosrowshahi, CEO de Uber.