Desde hace dos semanas que una intensa tormenta de polvo ha crecido hasta actualmente cubrir gran parte de la superficie de Marte.

Mientras que el róver Opportunity de la NASA ha tenido que suspender sus operaciones científicas debido a que sus paneles solares no han podido obtener luz solar al estar prácticamente sumido en la oscuridad, su hermano el Curiosity ha estado estudiando el suelo marciano en el cráter Gale del planeta rojo, pues no ha tenido el mismo problema dado que su batería es de energía nuclear.

La NASA ha informado este miércoles 20 de junio que, aunque Curiosity se encuentra al otro lado de Marte que Opportunity, la capa de polvo sobre él ha aumentado más del doble durante el fin de semana.

Esta pared de neblina que obstruye el sol es de seis a ocho veces más gruesa de lo normal.

La agencia espacial ha explicado que este fenómeno ha ofrecido una ventana de oportunidad sin precedentes para responder a preguntas como ¿por qué algunas tormentas de polvo marcianas duran meses y se vuelven masivas, mientras que otras se mantienen pequeñas y duran solo una semana?

Aunque las tormentas de polvo marcianas son comunes, Scott D. Guzewich, científico atmosférico del Centro Goddard de Vuelo Espacial de la NASA en Greenbelt, Maryland, y quien lidera la investigación de la tormenta de polvo de Curiosity, explica que, por primera vez, el róver permitirá recoger una gran cantidad de información sobre el polvo tanto desde la superficie como desde el espacio. La última vez que una tormenta de polvo se extendió a tal punto que envolvió por completo Marte fue en 2007, cinco años antes de que llegara Curiosity.

La imagen a continuación, que ha sido equilibrada en blanco y mejorada por contraste, muestra el cambio atmosférico marciano:

NASA/JPL-Caltech/MSSS

Los ingenieros a cargo de Curiosity en Pasadena (California) consideran que existe poco riesgo de que los instrumentos del róver se vean afectados por la tormenta. Las cámaras son las que mayor impacto podrían sufrir, ya que requieren un tiempo de exposición adicional debido a la poca luz. Por ello, después de cada vez que es usada, su Mastcam apunta hacia el suelo para reducir la cantidad de polvo que entra en contacto directo con el lente.