El escritor y dibujante de historietas canadiense Todd MacFarlane anunció en julio de 2017, durante la Comic-Con de San Diego, que se encargaría de llevar a la gran pantalla otra vez a Spawn, el demonio simbiótico al que creó en 1992 para lo que se convertiría en una exitosa serie de cómics. Ya había sido llevada al cine en 1997 con la productora New Line Cinema por el malogrado director nipón-estadounidense Mark A. Z. Dippé, más útil supervisando efectos visuales, con escasísimo acierto: fue un desastre absoluto. Y, en esta ocasión, el propio MacFarlan tendrá una gran libertad y el dominio casi completo de su criatura, pues va a ocuparse del guion además de dirigir la película con Blumhouse Productions soltando la pasta.

Michael Jai White fue el superagente Al Simmons, redivivo como Spawn y acompañado por el Clown de John Leguizamo y el Jason Wynn de Martin Sheen, en el filme de 1997. Y ahora nos llega la noticia de quién ha sido elegido para meterse en la piel del famoso hellspawn de IC en la versión nueva: nada menos que el texano Jamie Foxx, galardonado con el Oscar al Mejor Actor en 2005 por su papel del célebre músico Ray Charles en Ray (Taylor Hackford, 2004), y al que también hemos visto en otras películas como Un domingo cualquiera (Oliver Stone, 1999), Collateral (Michael Mann, 2004), Django Unchained (Quentin Tarantino, 2012), The Amazing Spider-Man 2 (Marc Webb, 2014) o Baby Driver (Edgar Wright, 2017). Estaremos atentos a ver lo que consigue.