Cuando llegas a cierta edad, es inevitable que la nostalgia te visite de vez en cuando y te dé por recordar cómo era todo antes de tal o cual invento, como el teléfono móvil inteligente, los televisores con conexión a internet, Netflix, YouTube, la fibra óptica o Facebook.

No hace mucho hice un repaso de las redes P2P que más triunfaron décadas atrás, como eDonkey, Napster o KazaA. No está mal ver cómo se compartían archivos con conexiones a años luz de la fibra óptica actual y que se cortaban si recibías una llamada de teléfono.

Lo mismo ocurre con las redes sociales, las páginas más visitadas en internet y que nos ocupan horas y horas compartiendo comentarios, vídeos, fotos, me gusta o videollamadas con stickers en tiempo real.

Hoy en día estamos acostumbrados a redes sociales como YouTube, Facebook, Instagram, Twitter, Google+ o Pinterest, pero por el camino han caído otras redes sociales de las que tal vez no hayas oído hablar o que probaste en algún momento.

Algunas tuvieron un éxito breve pero intenso, como Second Life o Fotolog. Otras fueron absorvidas o cambiaron su forma de ser, como Tuenti o eConozco. Y también las hubo que no acabaron de encajar en el universo de las redes sociales y desaparecieron sin hacer ruido, como Buzz o Ping.

Aquí va un repaso de algunas de las redes sociales que conocimos en el pasado y de las que solo queda el recuerdo.

Second Life

Es hablar de redes sociales y desastre e inevitablemente recordamos a Second Life, una red social que destacó en un momento en que Facebook no era el gigante que es ahora y que, además, introducía algo tan nuevo como tener un avatar en tres dimensiones que podía pasearse por un mundo digital.

Nacido en 2003, todavía es posible acceder a este universo virtual, si bien no llega al nivel que alcanzó en 2009, con más de 80.000 usuarios conectados simultáneamente y 13 millones de cuentas.

Su éxito en aquel momento fue impensable y generó cierta burbuja. En su momento álgido todas las marcas querían patrocinarse: Sony, Coca Cola, Microsoft, Intel, Nissan…

Fuente: MMOBomb

En España siempre quedará la anécdota de Izquierda Unida y el avatar de Gaspar Llamazares dando un mitin.

Second Life combinaba lo que es una red social con un juego multijugador. Es más, no podías acceder desde una web, tenías que descargar e instalar el programa oficial. Básicamente podías crearte un personaje a tu gusto y pasearte por diferentes zonas, tomar algo en un bar, participar en diferentes actividades y conocer a otros usuarios.

Aunque con los años la tecnología de modelado 3D ha permitido mejorar los gráficos de Second Life, alternativas más accesibles como Facebook, Twitter o incluso Habbo han hecho sombra a un proyecto que sigue en pie pero lejos de su éxito de la década del 2000.

Fotolog

Antes de Instagram, las fotografías se publicaban en Flickr, y mucho antes, en Fotolog y derivados.

Fotolog ha pasado por muchas etapas en su vida, desde que viera la luz por primera vez en 2002. Tres años después ya tenía un millón de usuarios.

Su propósito era subir tus fotografías y recibir comentarios en una especie de blog con imágenes, antes de la existencia de Tumblr. Además de subir tus fotografías, comentarlas y recibir comentarios, podías seguir a otros usuarios y enlazarlos en tu espacio de Fotolog. De ahí su componente social.

Fuente: Internet Archive

Su éxito fue tal que surgieron clones por doquier adaptados a diferentes países, como las versiones chilenas Fotolog.cl y Jotelog.cl (que pasaron a mejor vida) y que alcanzaron cientos de miles de usuarios en sus mejores momentos.

Otro ejemplo de clon fue Esflog, la versión española nacida en 2004 y que cerró el 31 de diciembre de 2012 a pesar de ser el rincón de muchos para compartir no sólo fotografías sino dibujos y textos. Incluso se llegó a crear un Change.org para evitar su cierre, sin éxito. Instagram y otros le habían ganado la partida.

Fotolog no está muerta. Sigue en activo y puedes acceder vía web o desde sus apps móviles. Sin embargo, está lejos de lo que fue y sus clones y derivados han desaparecido en su mayoría.

Tuenti

Cuando Facebook ya empezaba a ver cómo sus usuarios envejecían, surgió una alternativa para los más jóvenes, Tuenti.

Tuenti fue una red social made in Spain que muchos recordarán con nostalgia. Ofrecía básicamente lo mismo que Facebook, como muro de publicaciones, comentarios, chat, imágenes y vídeos, eventos, juegos…

Nacida en 2006, tres años después ya tenía más de 15 millones de usuarios registrados, superando en España a grandes como Facebook, Twitter, Instagram o MySpace.

¿Su éxito? Combinar lo mejor de todas estas redes sociales y atraer a un público joven en crecimiento que fue recomendado Tuenti a sus amigos.

Tal fue su crecimiento que Movistar decidió comprarla y convertirla en OMV u Operador Móvil Virtual para el público joven, el mismo al que iba dirigido en su etapa de red social, expandiéndose no sólo en España sino también en México, Argentina, Perú o Ecuador.

eConozco

Las redes sociales enfocadas a la búsqueda de empleo o a relacionarse con otros profesionales también han vivido momentos de feroz competencia.

Parece que a nivel mundial la ganadora es LinkedIn, pero durante años, en España triunfó eConozco, nacida en 2003 y que en tres años superó la cifra de 100.000 usuarios.

Pocos se acordarán de eConozco, que debido a su éxito fue adquirida por la alemana XING, la principal rival de LinkedIn en su momento pero que con el tiempo ha ido perdiendo terreno.

Google Buzz

Google es responsable de decenas de productos de éxito, como Android, Drive, Gmail o Hangouts, pero el éxito surge del fracaso, y de estos también han habido.

Uno de ellos fue Google Buzz, producto nacido en 2010 y cerrado al año siguiente. Esta red social, una de las primeras incursiones de Google en este mercado, se integraba en Gmail y permitía enviar mensajes y compartir imágenes con grupos de personas al estilo de los antiguos grupos de noticias.

Buzz desapareció integrándose en lo que ahora es Google+, que nació más tarde pero que sigue en funcionamiento.

La misma suerte corrió Google Wave, un proyecto surgido en 2009 y que se abandonó en 2010, cerrando definitivamente en 2012. Similar a Buzz, permitía el envío e mensajes a uno o varios contactos con contenido multimedia.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrónico con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.