Así es. Muy pocos días antes de su segundo aniversario, No Man's Sky recibirá su cuarta gran actualización, bautizada como NEXT. En ella, además de muchas otras cosas por anunciar, llegará el esperadísimo modo multijugador. Uno tradicional, como los que acostumbramos a disfrutar, y alejado del experimento que pudimos ver previamente. Será el 24 de julio cuando esta actualización gratuita llegue a PC, PlayStation 4 e, importante, a Xbox One, consola donde se estrenará el videojuego.

Como no podría ser de otro modo, es de agradecer que un estudio apoye de esta manera a un videojuego tras su lanzamiento original, máxime cuando hablamos de grandes expansiones totalmente gratuitas. El pequeño gran problema con No Man's Sky, como se ha destacado y criticado durante muchos meses tras su lanzamiento, es la ausencia de características esenciales y prometidas o, al menos, insinuadas durante la intensa y larga fase promocional del título. Y sí, ese multijugador con el que Sean Murray jugó al despiste durante largo tiempo es un buen ejemplo.

Pocos videojuegos han creado el mismo revuelto y expectación previos al lanzamiento que este No Man's Sky. Algo que tiene un mérito todavía mayor si tenemos en cuenta que hablamos de un equipo que, en el momento de anunciarse el proyecto, apenas contaba con un puñado de miembros cuyo proyecto anterior había sido el humilde Joe Danger. A raíz de su primer impacto en los medios y el público llegaría la promoción de la mano de Sony, como proyecto exclusivo de PlayStation 4, y la

Recordados son ya algunos de los tráilers de la fase promocional, mostrando algo que parecía demasiado bueno para ser real. Y ese fue, sin asomo de dudas, el gran problema de No Man's Sky: la disonancia entre expectativas desorbitadas que estudio y publisher contribuyeron a generar y que, cuando el juego se puso a la venta, desembocaron en incontables decepciones. ¿Fue la culpa del estudio o de los jugadores? Posiblemente, las dos partes tuvieron algo que ver pero el alargado silencio de Sean Murray y su equipo tras la puesta a la venta no ayudó a la problemática.

Así, con el paso de los meses y un intenso trabajo del estudio, No Man's Sky es un juego más grande, más complejo y mejor y, sobre todo, es un proyecto mucho más cercano a lo que Hello Games y Sony vendieron durante casi dos años. No cabe duda, ambas partes habrán aprendido la lección.