Lejos quedan aquellos días de verano de 2016 cuando No Man's Sky fue lanzado. Uno de los videojuegos más hypeados de la historia, prometía un mundo totalmente abierto de exploración quasi-infinita en el cual cualquier persona podía descubrir planetas y pasar años, si quisiera, navegando por un universo simulado y generado por procedimientos.

Lejos también quedan todas esas horas que dedicamos a criticarlo, a sentirnos engañados, a demostrar que no nos dieron lo prometido. Los videojuegos tienen la capacidad de hacernos sentir una especie de pertenencia, generan pasión y así fue como aparecieron infinidad de párrafos, artículos, reseñas, texto, videos y memes expresando nuestra profunda decepción.

Durante las semanas previas al lanzamiento había una idea que, quienes estábamos emocionados con las posibilidades de No Man's Sky, nos emocionaba particularmente: si estamos en un universo virtual infinito con miles o millones de jugadores, tal vez llegue a darse el caso, muy remoto pero posible, de que dos jugadores se encuentren. Si eso ocurre, ¿qué sigue? ¿podríamos explorar juntos?

Sean Murray, el CEO de Hello Games (el estudio que creó el juego) explicó en un sinfin de entrevistas que las probabilidades que dos jugadores estén en la misma zona de un mismo planeta del juego eran ínfimas, pero apenas un día después del lanzamiento del videojuego, ocurrió y aquí empezó probablemente una de las mayores pesadillas de Murray y su equipo: no pasó nada.

Se reveló lo que suponemos que intentaron esconder confiando en las probabilidades: No Man's Sky no tenía componente multijugador. Estábamos miles, tal vez millones en el universo simulado, pero sin posibilidades de encontrarnos. Cada videojuego instalado era independiente del otro, solo había un mecanismo de sincronización de planetas descubiertos.

Como yo, muchos perdimos total interés en ese punto. Había que dedicarle una 20 a 30 horas a No Man's Sky para entender que era un videojuego incompleto, plagado de promesas incumplidas, pero sobre todo incompleto, repetitivo y carente de profundidad, solo una inmensa capa de exploración que prácticamente no ofrece recompensa. Para colmo, cualquier componente multijugador que al menos daría posibilidad de interactuar con otros humanos, simplemente no existía.

Eso cambia hoy: Hello Games ha tardado un año pero finalmente agrega la posibilidad de jugar No Man's Sky con otras personas, pero la promesa sigue sin cumplirse. La capa de multijugador permite un nuevo modo cooperativo de hasta 16 personas, es todo. La posibilidad de encontrarte con jugadores al azar en el universo infinito del juego sigue sin ser posible.

Lo llaman exploración conjunta y funciona de la siguiente forma:

  • Hasta 16 jugadores podrán comunicarse y explorar el universo juntos
  • La interacción entre jugadores será sumamente limitada
  • Se activa la voz sobre IP entre estos jugadores, activado por proximidad
  • Los jugadores podrán encontrarse fisicamente dentro del juego por medio de portales

Hello Games asegura que este es el primer paso para ofrecer el nivel de multijugador que todos esperamos cuando se lanzó el año pasado. ¿Cuándo ocurrirá? Obviamente no hay fecha. Es imposible saber si la arquitectura desarrollada para el videojuego o PSN lo va a permitir en algún momento.

Hay muchas otras novedades en No Man's Sky, en defensa de los desarrolladores, hoy se parece un poco más al juego que mostraban y explicaban en las demos meses antes de su lanzamiento, pero tal vez es un poco tarde.