Que Netflix está apostando por el contenido original no es una novedad, pero sí lo es que está destinando el 85% de sus gastos a programas propios. Ted Sarandos, el jefe de contenido del servicio de streaming, afirmó que alrededor de 8 mil millones de dólares se invertirán en películas, series y otros proyectos para mejorar su oferta de contenido.

La cifra fue facilitada en el primer reporte trimestral de este año pero no se había especificado que esta apuesta supone el 85% de todos los gastos de la empresa. El número se traduce en un gran aumento de producciones originales, las cuales llegarán a 1.000 para finales de 2018. De estas, 470 se estrenarán de aquí finales de año, según Sarandos.

Al parecer, el contenido propio es también una de las mayores retribuciones para la compañía porque el 90% de los suscriptores consumen los programas originales frente a las películas y series ajenas que forman parte del catálogo.

"Los creadores con los que estamos hablando ven Netflix y quieren estar en nuestra red", afirmó el jefe de contenido del streaming y añadió que la mejor forma de fomentar nuevas producciones es contar con una buena reputación y tener una marca con prestigio.

En la conferencia en Nueva York se dieron detalles sobre la nueva estrategia del servicio de streaming, que ha consistido en dejar de lado los acuerdos para nuevas películas que suponían una gran inversión para destinar este dinero en contenido original.

Tal vez podamos poner los mil millones de dólares que pondríamos en un acuerdo de salida en películas originales.

Este lunes 14 de mayo, la compañía anunció la futura llegada de la serie antológica de terror 10 After Midnight, escrita por el director mexicano Guillermo del Toro. Asimismo, la serie Lost in Space ha sido renovada para una segunda temporada.

Este tipo de apuestas seguirán siendo el emblema de la compañía y la estrategia seguirá estando marcada por la alianza con directores y productores de renombre. Ryan Murphy (American Crime Story, American Horror Story) y Shonda Rhimes (Grey's Anatomy, Scandal) han sido dos de los fichajes más importantes y la libertad para explorar diferentes proyectos fue el motivo que les convenció para formar parte del equipo de Netflix.