Desde robar tus contraseñas, tus fotos, tus videos, hacer capturas de pantalla o directamente sacar tus conversaciones de WhatsApp o Telegram a la luz. Todo a la vez. Eso es de lo que es capaz un nuevo malware para Android, recientemente descubierto, que atiende al nombre de ZooPark y que está enfocado a espiar a los ciudadanos del oriente medio y potencialmente a todo el planeta que use este sistema operativo.

Este malware no es estrictamente nuevo, de hecho empezó como un simple software capaz de robar los datos de cuenta de un terminal móvil y los datos de los contactos almacenados en la agenda. Ahora la cosa es un poco más compleja, y dado que ya ha alcanzando su cuarta versión, sus poderes han aumentado, convirtiéndolo en uno de los malware más sofisticados y complejos de todos los que hay disponibles para Android.

Según apunta Kaspersky Lab, aunque no está muy claro el origen de ZooPark, se cree que ha sido desarrollado por la agencia gubernamental de algún país, pero son rumores sin confirmar ya que de momento solo lo han detectado la gente de Kaspersky. Y es que sus poderes incluye, desde el robo de información ya mencionada, hasta enviar a un servidor externo los datos del portapapeles, grabar las llamadas, y extraer información de apps que se consideran seguras, al incluir su propio sandbox, como Telegram.

De momento los que han descubierto este nuevo malware apuntan a que en principio solo se ha dirigido a unos 100 terminales, pero dada la sofisticación del software, los usuarios potencialmente afectados pueden multiplicar su número dado la dificultad del detectar el malware y la sofisticación de su forma de trabajar; aunque parece que el público general no tiene nada que tener (por ahora).