Una de las grandes ventajas del rotundo éxito de Nintendo Switch está en la posibilidad de disfrutar grandes videojuegos lanzados en Wii U que, por el fracaso de la plataforma, no habían recibido la atención que realmente merecían.Quizá ese no sea el caso de Mario Kart 8 Deluxe, la sublimación de uno de los mejores juegos de la saga, pero sí el de el próximo Captain Toad: Treasure Tracker o el Donkey Kong Country: Tropical Freeze que llega a las tiendas hoy mismo.

Hace ya casi una década, tras cuajar una de las mejores entregas de la franquicia Metroid, en Retro Studios afrontaron la nada sencilla tarea de traer de vuelta a Donkey Kong quince años después de que Rare triunfara con la marca en SNES. ¿El resultado? El sobresaliente Donkey Kong Country Returns de Wii que, años más tarde, veríamos reeditado en 3DS. Pero cuando hacer un mejor y más complejo plataformas 2,5D parecía complicado llegó Donkey Kong Country: Tropical Freeze.

Nintendo Switch es todo un éxito y ya supera a Wii U en ventas

Ahora, con un mercado potencial mucho mayor que cuando llegó originalmente a las tiendas, la versión remozada del plataformas puede encontrar una merecida segunda vida y demostrar, de nuevo, su maestría en un género en el que, por desgracia, cada vez son menos las grandes compañías con interés por apostar fuerte. Sí, seguímos encontrándonos con decenas de buenos plataformas pero, casi siempre, venidos de pequeños estudios independientes.

Tropical Freeze es un más y mejor con respecto a DKCR y, como decimos, es una masterclass de cómo diseñar un videojuego de plataformas 2,5D. Es accesible durante los primeros compases e incorpora una ajustadísima curva de dificultad que, poco a poco y pantalla tras pantalla, termina ofreciéndonos una de las experiencias más retantes del género. Podremos completarlo en seis o siete horas pero la densidad de objetivos secundarios y coleccionables, amén de su ya comentado nivel de reto, lo hace tremendamente rejugable. Ayuda, claro, el cooperativo para dos personas.

Y es que más allá de conformarse con cumplir el expediente, Tropical Freeze ofrece una variedad difícil de ver en el género: hay mucho nivel centrado en plataformas a ras de tierra pero también otros protagonizados por la famosa y siempre divertida vagoneta, unos jefes finales ejemplares (y notablemente complicados) y, por encima de todo, un derroche en lo artístico y en el diseño de niveles difícil de ver incluso en los videojuegos 2D de Mario y compañía.

No es, pese a todo esto, un plataformas que pueda encandilar a todo el mundo: la sensación de peso, lo complejo de ciertos niveles con el paso de los mundos, las variaciones que vienen dadas por el uso de Diddy, Dixie y Cranky o, repito, el nivel de reto que plantea pueden echar para atrás a los jugadores acostumbrados al enfoque más amable y casual de otros plataformas de Nintendo como los Yoshi o Kirby recientes. Pero, con sus particularidades, Tropical Freeze es netamente superior a todos ellos.

Por ello apena más todavía el trabajo de remasterización, escueto y poco profundo. Es una gozada poder jugar a 1080p unos niveles diseñados con tanto mimo pero más allá de la innegociable mejora de resolución (que, por cierto, se queda muy justa en modo portátil, sin alcanzar siquiera los 720p) apenas hay añadidos relevantes que motiven la compra para los que ya disfrutaran de la experiencia en Wii U. Para el neófito va la principal novedad, el modo Funky Kong: con este nuevo personaje, encargado de la tienda ingame, podremos disfrutar del doble salto, el doble de vida y una capacidad de aguante mucho mayor bajo el agua, amén de pequeñas ayudas aquí y allá.

Como decía al principio, es un movimiento no del todo bien visto en la industria pero en coyunturas como en la que se encuentra Nintendo, con una exitosa Switch precedida por un notable fracaso de ventas, se entiende (e incluso agradece, en casos como este) el trabajo de remasterización de videojuegos que pudieran haber pasado desapercibidos. Pocos lo merecen tanto, por calidad, como Donkey Kong Country: Tropical Freeze, pues sigue siendo un plataformas ejemplar. Precisamente por eso sabe peor la tibia puesta al día y la escasa cantidad de añadidos relevantes.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.