Amazon ha tenido que dar explicaciones por un suceso extraño que ha involucrado al asistente de voz Alexa. Una familia se puso en contacto con la compañía este jueves 24 de mayo para reportar que el dispositivo grabó una conversación privada y la envió a un amigo de la familia que estaba en la lista de contactos.

La pareja que ha sido víctima de esta anécdota, la cual ha puesto en tela de juicio la privacidad y la seguridad del asistente, recibió una llamada de un amigo, quien alertó que su sistema podría haber sido hackeado.

Esta persona había recibido archivos de audio que facilitaban conversaciones que el matrimonio había tenido en el interior de su casa, donde está habilitado el asistente de voz para controlar la temperatura, las luces y el sistema de seguridad de su hogar.

"Me sentí invadida", señaló la mujer para el Kiro7, y su respuesta inmediata fue apagar Alexa. Posteriormente, se puso en contacto con Amazon para explicarles lo sucedido. El auxiliar de la compañía pidió disculpas y afirmó que el equipo empezaría a investigar el caso.

Horas después de que la noticia haya salido a la luz, Amazon ha enviado un comunicado en el que ha explicado con detalle el motivo por el cual el asistente de voz envió conversaciones privadas a un contacto en específico.

Echo se despertó debido a una palabra en una conversación de fondo que sonaba como 'Alexa'. Luego, la conversación posterior se escuchó como una solicitud para 'enviar mensaje'. En ese momento, Alexa dijo en voz alta '¿A quién?' En ese momento, la conversación de fondo se interpretó como un nombre en la lista de contactos de los clientes. Alexa luego preguntó en voz alta: '[nombre de contacto], ¿no?'. Alexa interpretó la conversación de fondo como 'correcta'. Por improbable que sea esta cadena de eventos, estamos evaluando opciones para hacer que este caso sea aún menos probable.

Realmente, la serie de casualidades llama mucho la atención, sobre todo en el momento en el que el dispositivo envía por su cuenta la grabación a un contacto. Sin embargo, no es la primera vez que Alexa interpreta los mensajes de manera errónea y, por ejemplo, reproduce música en el momento inapropiado. En otra ocasión, el asistente confundió las palabras de los usuarios y empezó a reírse sin que estos lo pidieran.

Estos casos ponen de relieve la necesidad de Amazon de mejorar su sistema de reconocimiento de voz para evitar casos parecidos en un futuro y que pueden provocar más de un problema para los usuarios.

La mujer que reportó el incidente a Amazon señaló que la compañía respondió a su solicitud afirmando que se toman la privacidad muy en serio y que lo ocurrido es un suceso muy extraño y fuera de la norma. También señalaron que están tomando medidas para que este caso no se repita en un futuro pero no han dado más detalles sobre cómo pretenden evitarlo.

Amazon propuso eliminar las comunicaciones de Alexa para que el servicio Smart Home pudiera seguir funcionando sin problema pero el matrimonio reclama un reembolso de sus dispositivos. Por el momento, la empresa ha rechazado esta opción.