Una de las principales novedades que se esperaban para la WWDC, la conferencia para desarrolladores de Apple que se celebrará en junio, era la presentación del reemplazo del MacBook Air, un nuevo portátil de 13,3 pulgadas que daría el relevo al actual. No obstante, un reciente reporte indica que la fecha inicial de lanzamiento ha sido atrasada.

DigiTimes, la misma publicación que informaba en su día de los planes de Apple para lanzar este nuevo modelo, revela ahora que la fecha de lanzamiento podría haber sido desplazada hasta la segunda mitad de 2018 por causas desconocidas. Esto ha provocado, según revelan a la publicación fuentes cercanas a las cadenas de suministro, que los componentes comiencen a amontonarse en los almacenes en un cuento de inventario no previsto debido a la mencionada demora.

No es la primera vez que Apple tiene problemas de producción, los cuales han sido la tónica en varios de los productos lanzados en los últimos tiempos. De confirmarse finalmente este reajuste de fechas, no sería hasta después de verano cuando comenzase la venta, por tanto, de los nuevos ordenadores.

Ya huele a WWDC

A pesar de estas noticias, la WWDC 2018 seguirá siendo un evento muy interesante para el panorama Apple. En ella no solo veremos las novedades relacionadas con sus sistemas operativos, sino que también se especula con la renovación de los modelos de iPad Pro después de que ya lo hilera el iPad "a secas" en el pasado evento dedicado a la educación acontecido hace unas semanas. Esto podría significar un nuevo diseño y la inclusión de Face ID como tecnología de desbloqueo. Los datos al respecto aún son poco concluyentes.

Aunque el nuevo MacBook Air no llegue hasta la segunda mitad del año, no obstante, esto podría no ser un impedimento para presentarlo de igual manera en el escenario mundial que es el evento que da comienzo a la WWDC. Es una técnica que Apple ya ha utilizado varias veces (la más reciente con la base de carga inalámbrica AirPower, presentada en septiembre y de la que no se ha vuelto a tener noticia alguna) y no sería de extrañar ver ejecutada de nuevo este año.

El nuevo MacBook Air está llamado a seguir siendo esa primera de contacto con el Mac para millones de personas, algo en lo que Apple quiere incidir con una reducción de precio de unos 100 dólares respecto al modelo actual ($999 vs. $899). Además, se espera que incorpore una pantalla Retina que haga aún más apetecible su compra.