Durante la Segunda Guerra Mundial la prensa escrita era la fuente principal de noticias sobre lo que ocurría en los muchos puntos donde se libraban enfrentamientos. El diario británico The Telegraph no era la excepción y, además de las noticias en el frente, otras secciones seguían igual que siempre, como la del crucigrama.

Leonard Dawe era entonces el autor de crucigramas en dicho periódico; además era director de la Strand School. Él había compilado crucigramas durante los últimos veinticinco años. Pero un día llegaron unos hombres y se llevaron al profesor Dawe; así lo recuerda Tom Weston, alumno del colegio. Dichos hombres eran agentes del MI5, el servicio de inteligencia interna del Reino Unido.

Debemos recordar el contexto de lo que se vivía durante esos años: desplazamientos, bombardeos a ciudades civiles, el predominio de la Alemania nazi en una buena parte del territorio europeo, y sí, también el espionaje. Es por esto que la MI5 se llevó al profesor Dawe pues tenían serias dudas sobre lo que este hombre estaba haciendo.

Estudiante de la Strand school, el crucigrama del 22 de mayo de 1944 y Leonard Dawe

La conocida "Alarma del crucigrama" saltó en las líneas del MI5 cuando en los crucigramas de varios días fueron apareciendo los nombres código de la "Operación Overlord", mejor conocida en nuestros tiempos como el Desembarco de Normandía o simplemente como el Día D.

Los códigos de la operación fueron apareciendo de la siguiente forma: el 2 de mayo de 1944 apareció el nombre 'Utah'; el 22 de mayo 'Omaha'; el 27 'Overlord'; el 30 'Mulberry'; el 1 de junio 'Neptune'. Si tenemos en cuenta que el 6 de junio tuvo lugar el famoso Día D, la aparición de los agentes de la MI5 en la escuela de Dawe se puede comprender pues se trataba de una operación importantísima para las fuerzas aliadas. El Desembarco de Normandía es considerado un operativo clave en la posterior victoria de los Aliados.

¿Serendipia o espinaje?

"Operación Overlord"

La palabra serendipia se refiere a esos hallazgos que se hacen de manera accidental, sobre todo cuando se busca una cosa distinta. Existen también las serendipias literarias, cuando un autor escribe algo y posteriormente sucede algo en la vida real con más o menos detalles. En el caso del peculiar caso de la "Alarma del crucigrama" de The Telegraph la casualidad no parece una explicación creíble, de alguna forma terminaron los códigos claves del importante operativo en los crucigramas de Dawe, ¿espionaje?

https://hipertextual.com/2013/04/siete-descubrimientos-al-azar

Lo cierto es que este caso sigue abierto, por decirlo de alguna manera. Oficialmente, los agentes del MI5 dejaron en libertad a Dawe y, aunque por poco pierde su trabajo, continuó componiendo crucigramas durante el resto de su vida. Algunos han tratado de explicar lo sucedido, en el aniversario 40 del Día D, un exalumno de Dawe, Ronald French, dijo al mismo periódico que él había sido el responsable de poner los importantes códigos de la operación aliada en los crucigramas de Dawe. Sucede que este profesor pedía a sus alumnos ayuda, les solicitaba escribir palabras y una descripción corta con las que más tarde él componía el crucigrama.

https://hipertextual.com/2017/02/serendipias-literarias

French aseguró que en esos tiempos de guerra los niños estaban obsesionados con el tema, hablaban de eso todo el tiempo y se fascinaban con la idea de ser soldados, de las armas, de los nazis... En fin, explicó además que un campamento de soldados se encontraba cerca del Strand School y que los niños los visitaban asiduamente y que fue ahí donde escuchó los códigos de un operativo para el que se estaban preparando. Esta explicación suena viable, aunque lo cierto es que el profesor Dawe nunca habló claramente de lo ocurrido con el MI5. En su momento sólo dijo que los agentes lo consideraron inocente, lo dejaron ir y por eso "no le habían disparado". Sí, el operativo era tan importante que fue tratado como un caso de vida o muerte.

Soldados estadounidenses en Reino Unido poco antes del Desembarco de Normandía

El exalumno dijo también que luego de la visita del MI5, el profesor Dawe le preguntó de dónde había sacado las sugerencias que escribió para los crucigramas y French le mostró su libreta de apuntes. El maestro se escandalizó al ver el contenido de sus notas y le dijo que debía quemar la libreta y nunca hablar con nadie sobre ello.

Como haya sido lo cierto es que los crucigramas de este profesor pusieron de cabeza a los miembros de la MI5 y en riesgo todo el operativo; de no haber podido comprobar su inocencia, la historia de la Segunda Guerra Mundial sería muy distinta. Claro, les costó un intenso interrogatorio tanto a Dawe como a su jefe directo. Debemos comprender la importancia del operativo en donde soldados aliados se lanzarían a la toma del territorio francés de manos de los nazis. Los códigos en el crucigrama designaban las distintas playas en donde se desplegaría el operativo y el nombre código de la misión. En el Desembarco de Normandía (también conocido como Operación Overlord) participaron alrededor de 150,000 soldados (73,000 norteamericanos y 83,000 británicos y canadienses).