La casa de papel, una serie producida y distribuida originalmente por el grupo Atresmedia y emitida en la cadena de televisión española Antena 3, que posteriormente ha dado el salto a Netflix, acusa esta última acción con gran satisfacción. Su salto a la plataforma de contenido en streaming de Reed Hastings se ha saldado con su conversión en la serie más vista de habla no inglesa de toda la historia de la compañía.

Esto destaca especialmente por la enorme inversión que está haciendo Netflix en ampliar su catálogo, lo cual parece estar dando unos frutos más que notables. Tanto con la compra de series como La casa de papel como con la ingente producción de series propias Netflix se posiciona como la plataforma de contendido en streaming modelo para todas las demás, siendo un rival cada vez más difícil de batir.

El éxito de La casa de papel llega en medio de la incertidumbre acerca de una posible nueva temporada que, de momento, no ha sido confirmada y ante la cual habría sentimientos encontrados entre los fans que prefieren un final bien atado y aquellos que quieren continuar viendo a los personajes en la pantalla. Como anécdota curiosa, uno de los fotograbas de la serie fue el que usó un ciberdelincuente para cambiar la carátula del videoclip de Despacito cuando eliminó este YouTube.

Netflix, meteórico

Este dato acerca de la producción española se encuentra en el informe de resultados trimestrales de la compañía, el cual ha dejado algunos datos interesantes, como su aumento en 7,4 millones de usuarios durante el primer trimestre de 2018. Esto sitúa a la plataforma en un total de 125 millones de usuarios de pago, muy lejos de otras plataformas como HBO o Amazon Prime Video.

Queda claro, una vez más, que su expansión a nivel internacional tiene cada vez más peso, dejando de ser Estados Unidos la enorme prioridad que hasta ahora había sido. Mientras que en territorio norteamericano cuenta con 56,7 millones de usuarios, fuera de él ya supera los 68 millones. La vasta oferta, junto con las producciones locales, sirven para impulsar a Netflix y que esta continúe con su meteórico ascenso.