No sabemos cómo será el próximo Apple Watch, y aunque los rumores apuntan a que veremos un cambio de diseño mínimo, parece que el salto más importante será el de su pantalla. Y auque el asunto no es nuevo, los planes de Apple para la fabricación de estos paneles de MicroLED ya se van concretando, y pasan por uno de los proveedores de Apple más conocidos, que ya estaría empezando a fabricar los primeros paneles de test, los de menor tamaño para el Apple Watch y los de su futura tecnología de AR, según un analista de DigiTimes.

La idea es hacer dispositivo más delgados, puesto que estas pantallas de MicroLED utilizan compuestos diferentes a los OLED que permiten fabricar paneles muchos más delgados y con menor consumo de energía, a cambio de un aumento en el brillo de dichas pantallas. De momento parece que el desarrollo de estos paneles MicroLED vendrá de la mano de TSMC, uno de los proveedores más importantes de Apple, que ayudaría con la fabricación de estas nuevas pantallas.

Según fuentes de DigiTimes, las pruebas que estaría poniendo en marcha Apple para el desarrollo de MicroLED incluirían pantallas desde las 1.3 a las 1.4 pulgadas para futuras iteraciones de Apple Watch (aunque no se confirma si la próxima generación ya las incluirá) y un panel de 0.7 a 0.8 pulgadas para un dispositivo desconocido basado en AR, aunque este extremo podría indicar la inclusión de estos paneles en dispositivos como el HomePod o los portátiles.

Habrá que esperar por tanto a ver cúal es el siguiente paso de Apple, pero dado las inversión en I+D que están haciendo, parece que lo vital para la compañía es dejar de depender de tecnologías de terceros para sus dispositivos en la medida de los posible. Eso sí, el coste de los nuevos paneles MicroLED es, de momento, entre un 400 y 600 por ciento más alto que los paneles OLED utilizados en el Apple Watch actual, por lo que todo apunta a que lo veremos en los modelos más premium.