Xiaomi ha presentado hoy el Mi MIX 2S, su nuevo gama alta con el que busca conquistar a los usuarios más exigentes y ofrecer, ahora sí, un terminal a la altura de lo que se espera del mejor modelo de un fabricante. No se trataba de volver a sorprender, como ya lo hicieron con el concepto del Mi MIX o la comercialización en masa del actual Mi MIX 2, sino de convencer y mostrar a los potenciales clientes que el teléfono es de lo mejor que uno puede encontrar en el mercado.

El reto de medirse contra los más grandes no es fácil, nunca lo fue, pero Xiaomi se ha librado de de los complejos con el Mi MIX 2S y hecho constantes comparaciones con teléfonos de otras marcas asegurando que el suyo es mejor en muchos de los aspectos clave. Si son justas o no es algo que veremos más adelante en nuestro análisis, pero en Hipertextual hemos podido probar este nuevo dispositivo tras su presentación en Shanghái y estas son las primeras sensaciones que ofrece.

Más de lo mismo… ¿o no?

Ver el Xiaomi Mi MIX 2S por su parte frontal es pensar, de manera inevitable, en que es más de lo que ya habíamos visto. Mismas (o casi idénticas) dimensiones, aspecto y disposición de los elementos. Nada nuevo al tenerlo en mano tampoco, a menos que le des la vuelta y veas, ahora sí, una de las principales novedades que llega este año: la doble cámara. Dos lentes de 12 megapixeles que harán mucho bien a una gama donde la cámara no se ha encontrado nunca entre los puntos fuertes.

En las pocas –poquísimas– pruebas que ha dado tiempo a realizar en un primer momento, lo cierto es que las mejoras parece que van a ser verdaderamente notables respecto al Mi MIX 2. Ya era hora, por otra parte. No solo mejora la óptica, que permite obtener un zoom de doble aumento para realizar tomas lejanas sin perder calidad o la obtención del resultón efecto bokeh (o modo retrato), sino que todo viene aderezado con unas pizcas de inteligencia artificial que puede dar cierto juego en materia de reconocimiento de escenas o a la hora de distinguir al sujeto en cuestión y aplicar un fondo dinámico a las imágenes.

Como no se puede presentar un teléfono en 2018 sin hablar de los selfies, Xiaomi ha introducido también el modo retrato en la cámara frontal, aunque la nula variación respecto al anterior modelo ya dejan entrever unos resultados que distarán bastante ser considerados óptimos por muchos usuarios. Eso sí, ahora la función que ejecuta es doble, dado que también sirve para hacer uso de otra de las grandes características estrella en los teléfonos de los últimos meses: el reconocimiento facial y desbloqueo del dispositivo.

A pesar de que aún no está implementado de manera fiable, desde Xiaomi nos aseguran que poco importa esa posición de la cámara en el marco inferior, pues el teléfono será capaz de ofrecer el pertinente desbloqueo sin ningún problema en cualquier situación, incluso habiendo determinados cambios físicos de por medio. Nuevamente, inteligencia artificial como garantía de calidad. Lo veremos.

Un caballo de carreras que podría ser ganador

El Mi MIX 2, pese a ser un smartphone que en muchos sentidos pone a disposición del usuario lo mismo que este nuevo, no daba una sensación ni una experiencia de uso acorde a esa primera impresión visual de la atractiva pantalla. Casi todos los puntos se encontraban comprometidos por algo y, agradablemente, eso parece haberse esfumado parcialmente en estos primeros minutos con el Mi MIX 2S en la mano.

A esto ayuda también bastante el uso por gestos del la última versión del sistema operativo de Xiaomi para este modelo, MIUI 9, que impacta de manera directa en la navegación y la convierte en más sencilla e intuitiva. Tras poco tiempo, la sensación que queda en el poso es la de que hay muchos pequeños engranajes que se han juntado y comienzan a funcionar de manera correcta, trayendo una armonía que quizá pueda ser una de las grandes bazas del teléfono, más allá de las especificaciones.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.