Netflix recientemente estrenó en su catálogo el documental titulado "Wild Wild Country". Dirigido por Chapman y Maclain Way narra la historia (sorprendente y casi increíble) de un capítulo en la historia de Estados Unidos que tomó a todos por sorpresa, cuando el líder espiritual Bhagwan Shree Rajneesh (actualmente conocido como Osho) y sus seguidores construyeron una ciudad en las remotas tierras de Oregon.

Lo que se desprende de esta historia es simplemente fascinante, sobre todo por el tratamiento que se le da en el documental de los hermanos Way, producida por otros talentosos hermanos, los Duplass. La serie documental "Wild Wild Country" se conforma por seis episodios de una hora de duración cada uno. Lo que al principio parece una simple historia de un culto y las enseñanzas de su líder se transforma en un relato sorprendente de tolerancia e intolerancia, atentados, ataques mediáticos y físicos, intentos de asesinato, intrigas y mucho más.

Wild Wild Country

Todo comienza con la década de los años ochenta, cuando un pequeño poblado de Oregon, llamado Antelope, comenzó a vivir un episodio en su historia que sus habitantes jamás olvidarán. Cientos de personas vestidas de carmín -en toda su gama- comenzaron a llegar a una propiedad de cientos de hectáreas que había comprado el gurú de la India. En dicha tierra comenzaron a construir un enorme rancho, más valdría decir una ciudad, autosustentable, que acogería a los seguidores del líder espiritual que buscaba la iluminación de todos los habitantes del mundo.

Wild Wild Country

Desde el principio conocemos la posición de los sorprendidos habitantes originales de Oregon. Tanto por entrevistas actuales de aquellos como de material original que conforma casi toda la serie. Por el otro lado conocemos la historia de los propios habitantes de la nueva ciudad llamada Rajneeshpuram y de la segunda a cargo del sueño de Bhagwan, Ma Anand Sheela. Ella fue la secretaria del líder espiritual y, en todo caso, la autora de la utópica ciudad y de los eventos posteriores.

"Wild Wild Country" tiene muchos aciertos como documental. Nos muestra material original valiosísimo de todos los implicados y de momentos clave en esta intrincada historia. Además, sus creadores confeccionaron otro material a base de entrevistas en la época actual con los principales implicados, tanto de la comunidad de Rajneeshpuram como de los sorprendidos habitantes de Oregon, así como de las autoridades que persiguieron e investigaron a la comunidad.

Y es que pronto nos damos cuenta de que se está hablando de una ciudad que se desintegró y de un líder que ya murió pero que su legado sigue cosechando frutos. Sin duda es una trama que nos cautiva y el documental paga muy bien las seis horas que nos lleva conocer esta historia tan sorprendente como fascinante.

Otro acierto de este documental es que, contrario a lo que parece, se aleja de las enseñanzas de Bhagwan (aka Osho) y se centra en lo ocurrido a su alrededor, en las personas que forjaron su enorme imperio y en las muchas vicisitudes que atravesaron y de las que muchos no salieron limpios.

Se trata pues de una impecable serie documental presentada por los hermanos Way. Tanto si no conoces del tema, si habías o no escuchado de Osho, como si eres un seguidor de su filosofía, este documental tiene cosas muy valiosas a través de sus episodios. Los temas ahí tratados son muy importantes e interesantes y son abordados de forma muy inteligente, con una narrativa mucho más ligera de lo que podría pensarse.

"Wild Wild Country" está disponible para todos los suscriptores de Netflix desde el 16 de marzo.

👇 Más en Hipertextual