Waymo, la división de vehículos autónomos de Google, y Jaguar, han anunciado que se han unido para lanzar una versión eléctrica del primer coche eléctrico de los ingleses, el Jaguar I-PACE.

La alianza muestra, como ya hicieron con el Chrysler Pacifica, lo que muchos expertos llevan años pensando de Waymo, es decir, que además de mejorar sus vehículos recorriendo kilómetros y kilómetros, podría ofrecer su sistema a fabricantes tradicionales en lugar de que estos tengan que desarrollar su propia inteligencia autónoma.

El I-Pace es un SUV que ofrece 386 kilómetros de autonomía, a un coste de unos 10.000 dólares por debajo del rival a batir, el Tesla Model X, pero no destaca especialmente en funciones de autonomía. Por ello, Waymo le añade un pack de componentes compuesto por radares, sensores de imagen y LiDAR. En combinación, logran autonomía total en el Jaguar I-Pace.

Waymo adquirirá 20.000 Jaguar I-Pace para añadir a su flota de aquí a 2022, y ayudará a seguir haciendo kilómetros de cara a mejorar la autonomía, para lo que ya han recorrido más de 8 millones de kilómetros. La idea de la compañía de Alphabet es que estos vehículos comiencen pruebas a partir de ya y se unan en 2020 a la flota de taxis autónomos formada por Chrysler Pacifica que este año comienzan a recorrer las calles de 25 ciudades estadounidenses.