A Facebook se le han comenzado a acumular las demandas en su contra a raíz del uso indebido de información de hasta 50 millones de usuarios de la red social por parte de Cambridge Analytica, como reveló una investigación de The Guardian, The Observer y The New York Times. La firma de análisis de datos con sede en Londres fue la encargada de llevar a cabo la campaña digital de propaganda política para Donald Trump.

La empresa de Mark Zuckerberg ha sido demandada cuatro veces esta semana en los tribunales federales del norte de California por el intercambio de datos de Cambridge Analytica, de acuerdo con el medio local SFGate. Las denuncias se presentan en este sitio dado que la sede de Facebook está en San José, en el estado de California (Estados Unidos).

Los primeros en saltar fueron dos accionistas individuales. Fan Yuan y Robert Casey han presentado cada uno su propia demanda colectiva en contra de Facebook, el CEO Mark Zuckerberg y el CFO David Wehner el pasado martes 20 de marzo. Ambos buscan recuperar las pérdidas incurridas por la caída en el precio de sus acciones de Facebook esta semana, lo que le costó a la empresa unos 50 mil millones o casi el 10% de su valor en el mercado, según Bloomberg.

En tanto, la primera usuaria que tomó medidas legales en contra de ambas compañías ha sido Lauren Price, como se dio a conocer un día después, el pasado miércoles 21 de marzo. Presentada en San José, donde está basada Facebook, su querella colectiva fue realizada en nombre de las hasta 50 millones de víctimas.

La residente de Maryland afirma que Facebook tuvo "absoluta indiferencia" por sus datos personales, a pesar de que supuestamente aseguró que no revelaría datos sin su permiso o al menos dar aviso. La demanda también señaló que durante las elecciones presidenciales de 2016, Price a menudo vio anuncios políticos en su propio canal de Facebook.

Finalmente, la cuarta denuncia ha sido presentada ayer jueves 22 de marzo también en San José por el abogado Jeremiah F. Hallisey en nombre de los accionistas de la compañía en contra de Zuckerberg, la COO Sheryl Sandberg y los miembros de la junta directiva Marc Andreessen, Peter Thiel, Reed Hastings, Erskine Bowles, Susan Desmond-Hellman y Jan Koum.

La demanda alega que los ejecutivos y el consejo de administración incumplieron sus deberes fiduciarios al no prevenir la violación de datos personales de los perfiles de hasta 50 millones de usuarios de Facebook y, posteriormente, por enterarse de ello en 2015 y no informar a los afectados ni a los mercados públicos. Los demandantes han solicitado un pago que restaure a los accionistas de la compañía en sus posiciones anteriores, así como una orden judicial para que Facebook mejore sus procesos internos.

Mark Molumphy, socio de Cotchett, Pitre & McCarthy, la firma que representa a Hallisey, dijo en un comunicado, según recoge SFGate:

La disculpa de Facebook no hace demasiado para los millones de estadounidenses afectados por esta conducta. Tampoco explica por qué los ejecutivos de Facebook esperaron tres años para informar a sus leales usuarios y accionistas de la violación masiva, especialmente después del decreto de consentimiento de la FTC en 2011. Esta acción busca que se responsabilice a aquellos encargados de salvaguardar nuestra información personal y quién parece pagar solo un servicio verbal a las preocupaciones de privacidad de sus usuarios.

👇 Más en Hipertextual