La cosa se sigue poniendo color de hormiga para Facebook tras salir a la luz el escándalo de Cambridge Analytica. De acuerdo con una investigación de The Guardian, The Observer y The New York Times, la firma de análisis de datos recopiló información privada de más de 50 millones de usuarios en la red social para influir en las elecciones de Estados Unidos que dieron la victoria a Donald Trump como presidente.

https://hipertextual.com/2018/03/trama-cambridge

Sandy Parakilas, el ex jefe de operaciones de Facebook que era responsable de vigilar las infracciones de datos por parte de los desarrolladores de software de terceros entre 2011 y 2012, ha reconocido este martes en entrevista con The Guardian que había advertido a los altos ejecutivos de la red social de Mark Zuckerberg sobre los abusos y la poca fiscalización de datos de aplicaciones externas. No obstante, asegura que nunca hicieron nada por evitar una brecha de datos tal y como ha ocurrido:

Mis preocupaciones eran que toda la información que dejaron los servidores de Facebook a los desarrolladores no pudo ser monitoreada por Facebook, así que no teníamos idea de lo que los desarrolladores estaban haciendo con la información.

De acuerdo con el ex ejecutivo de la red social, la empresa tenía términos de servicio y configuraciones que "las personas no leían o entendían". Además, Facebook no utilizó mecanismos como las auditorías de desarrolladores externos para garantizar que no se hiciera un mal uso de los datos. También aseguró que la red social no tenía control en absoluto sobre la información dada a los desarrolladores externos.

En aquél entonces, Parakilas ya sospechaba de Global Science Research, la cual recolectó decenas de millones de perfiles de Facebook y entregó los datos a Cambridge Analytica. "Ha sido doloroso estarlo viendo", comentó el ex ejecutivo de Facebook, "porque sé que pudieron haberlo prevenido".

Asimismo, comentó que él siempre había asumido que había algún tipo de mercado negro de datos que se pasaba a los desarrolladores externos. No obstante, era desalentado por otros ejecutivos sobre indagar en el asunto al comentarles que debía auditar a los desarrolladores. "¿De verdad quieres ver lo que encontrarás?", asegura que le dijo un directivo de Facebook en aquellos tiempos, por lo que Parakilas tenía la sensación de que preferían no saber más allá. Ahora trabaja como gerente de producto para Uber.

Las consecuencias no han tardado en llegar. El CEO de Cambridge Analytica, Alexander Nix, ha sido suspendido de forma inmediata, mientras que la empresa ha anunciado que llevará a cabo una investigación para tener más detalles de sus prácticas como director general.

Por su parte, la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos (FTC, por sus siglas en ingles) ya está preparando una investigación en contra de Facebook para averiguar si infringió las condiciones del acuerdo que alcanzaron en 2011 por el que la red social acordó cambios en su política de privacidad para evitar cargos federales, señala Bloomberg. De ser hallada culpable por el regulador, la empresa podría ser multada con más de 40.000 dólares diarios.

Por otro lado, los fiscales generales de Nueva York y Massachusetts están exigiendo que Facebook entregue información sobre cómo Cambridge Analytica usó sus datos, ya que han anunciado una investigación conjunta el día de hoy tras destaparse el escándalo de Cambridge Analytica.

"La negligencia de Facebook sobre datos significa que Zuckerberg debe testificar. Ellos sabían mejor, yo les advertí. #TellUsMark", publicó en su cuenta de Twitter Parakilas este martes.

👇 Más en Hipertextual