El Mobile World Congress, que se celebra en Barcelona hasta el próximo 1 de marzo, es el escaparate perfecto para muchas compañías que presentan sus nuevos productos. En la edición de 2017, acudieron más de 108.000 personas de 208 países diferentes. Sin embargo, este evento también puede ser el escenario para que se cometan infracciones como violación de patentes, de propiedad intelectual, competencia desleal o hasta publicidad ilícita.

Los juzgados mercantiles, que se encargan de identificar estas prácticas ilegales, han anunciado durante el primer día del congreso en Barcelona la ejecución de medidas cautelares contra tres empresas por violar presuntamente una patente.

Todo lo que veremos (y lo que no) en el MWC 2018

Según el Protocolo de servicio de guardia de los Juzgados Mercantiles de Barcelona para el Mobile World Congress 2018, se han emitido las tres medidas in audita parte contra las empresas chinas compañías de teléfonos móviles Shenzen Doke Electronic Co., Shenzen Boway Electronics Co. y Shanhhai Niuyu Networkd Technology Co..

Las órdenes cautelares obligan a las compañías asiáticas a detener la comercialización, los actos de ofrecimiento y cualquier tipo de explotación de teléfonos móviles, tabletas y phablets que infrinjan "la patente europea EP 1.592.083 B1 validada en España con el número de publicación ES 2.410.085 (ES’085) y cuya titularidad corresponde a la compañía de nacionalidad española FRACTUS S.A.", señaló el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya en un comunicado.

Además, las medidas cautelares dictadas por la Sección de Patentes del Juzgado Mercantil número 1 y número 5 de Barcelona han provocado la retención, incautación y depósito de varias modelos de teléfonos que podrían violar esta patente y que estaban expuestos en los stands de dichas empresas.

Para verificar la violación de la patente, un perito técnico se encargará de analizar la infracción en las próximas 12 horas.

El Mobile World Congress se olvida de las mujeres

Mientras tanto, la justicia verificará que las tres empresas asiáticas cumplen con las medidas presentadas con la presencia de agentes de mossos d'escuadra especializados en tecnología y que estarán presentes en el Mobile World Congress hasta que se confirme o se revoquen las acciones legales.

Después de emitir las tres medidas cautelares, el juzgado tomó la decisión contra la compañía francesa Crosscall, a la cual ha requisado los teléfonos por infringir la misma patente que las empresas asiáticas.

La actuación por parte de los juzgados mercantiles fue solicitada por Fractus S.A., una empresa de Sant Cugat del Vallés (Barcelona) especializada en antenas internas para teléfonos inteligentes, tabletas y dispositivos. Esta compañía es la titular de las patentes que han sido violadas.

Las medidas cautelares y las diligencias fueron resueltas en 24 horas en "estricto cumplimiento del compromiso de actuación rápida fijadas en el Protocolo", concluyó el TSJCat.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.