En YouTube existirá un antes y un después de Logan Paul. El vídeo en el que apareció el cadáver de una persona en un bosque de Japón fue motivo de tanta controversia que la plataforma tuvo que poner en práctica medidas drásticas. El youtuber se ha quedado sin acuerdo publicitario y sin ingresos pero, sobre todo, la compañía ha tenido que disculpares, dar explicaciones y aprobar nuevas medidas para evitar comportamientos parecidos al de Paul.

El escándalo y sus consecuencias afectan a todos los creadores de contenido de YouTube, incluido el exitoso productor, director y vlogger Casey Neistat, quien se puso en frente de un ejecutivo de la compañía para aclarar algunos de los temas que más preocupan a los miembros de la comunidad youtuber. Robert Kyncl, chief business oficer (CBO) de la plataforma, ha sido el protagonista del nuevo vídeo de Neistat.

La entrevista ha tenido lugar antes de que YouTube acabara con el acuerdo publicitario de Logan Paul pero, en el momento de la reunión entre el youtuber y el ejecutivo, la empresa ya había respondido al polémico vídeo que puso en el punto de mira el suicidio.

Logan Paul actúa, YouTube responde

Logan Paul puso de relieve los mecanismo de control de la compañía y muchos criticaron que el vídeo estuvo mucho tiempo en la plataforma hasta que fue eliminado. Al respecto, Robert Kyncl afirmó que las reacciones son clave para detectar contenido que viola las reglas y que la compañía tuvo conocimiento del vídeo cuando ya había llegado a las millones de visitas. "Hay mucho trabajo detrás del escenario que el mundo no ve", destacó.

El día después de que el vídeo de Logan Paul fuera eliminado, YouTube envió un comunicado de prensa en el que condenaba lo ocurrido aunque no fue hasta nueve días más tarde que mandaron su respuesta social. El hecho de que se tardaran más de una semana en dar un juicio de valor al respecto fue criticado por muchos usuarios pero, al parecer, la compañía intentó causar el menor daño posible. "Para Logan y sus proyectos había cientos de personas involucradas y que sus sueldos dependen de ello así que no quisimos tener una respuesta rápida que tiene un impacto en la vida de la gente. No es solo Logan, es toda la gente alrededor de sus proyectos. De todas maneras, queremos ser más rápidos y estamos mirando estos procesos y ser más activos", añadió Kyncl.

Los incentivos para "hacer lo correcto"

YouTube anunció el pasado 10 de febrero que eliminará el contenido que viola las reglas de la página web y que el canal responsable dejará de recibir ingresos. Hasta el momento sabemos que la compañía prohibirá todo lo que se parezca al vídeo de Logan Paul pero todavía quedan varias preguntas sin responder. Este punto es también uno de los más difícil para la plataforma, admitió el ejecutivo, porque intentan equilibrar la balanza entre ser abiertos y desarrollar estándares mientras que los usuarios y los anunciantes puedan sentirse seguros. El desarrollo de las reglas, las cuáles se han ido detallando desde el escándalo de Paul, será la vía adecuada para llegar a un estándar general que permita evitar la propagación de contenidos ofensivos.

En este contexto, el siguiente reto consiste en crear incentivos para que los creadores de contenido. "Hacer lo correcto para los publicistas, para los usuarios, para la plataforma... y no perseguir el sensacionalismo, no perseguir solamente el aumento las visitas, no utilizar el drama para generar visitas y no utilizar nuestro gasto solo por el bien de las visitas", sentenció Robert Kyncl, y agregó:

Nos preocupamos mucho por el ecosistema. Si tú no tienes éxito, nosotros no tenemos éxito. Queremos asegurar que los creadores que tienen una vida en YouTube se sientan seguros haciéndolo.

Objetivo: todos contentos

Para la compañía, todos los problemas de los creadores de contenido son sus problemas, así como sus logros se convierten en los de YouTube. Por ello, el CBO afirmó que están buscando las maneras para desarrollar contenido nuevo y, sobre todo, medidas que atraigan a más mujeres youtubers en la plataforma. Las oportunidades, según Kyncl, son muchas y, a través de las nuevas medidas, se espera que el número de mujeres creadoras de contenido aumente. Asimismo, puso de relieve que los youtubers y la compañía están del mismo lado y que seguirán fomentando la comunicación entre los dos para desarrollar nuevas ideas que mejoren el funcionamiento de la plataforma y el bienestar de los creadores.

Estas medidas se basan, en primer lugar, en endurecer las reglas para la monetización del contenido. En seguro lugar, la estrategia consiste en contar con gente lo suficientemente competente como para crear una infraestructura que ofrece 450 horas de contenido cada minuto. "Si no hay buenos creadores no habrán buenos usuarios y no habrán los suficientes anunciantes", destacó Robert Kyncl en la entrevista.

Para 2018, YouTube espera no volver a contar con un caso como el de Logan Paul pero, sobre todo, crear medidas que ayuden a desarrollar la comunidad de los youtubers y, por el otro lado, que satisfagan las necesidades de los anunciantes. Para finalizar, el director de negocios explicó cuáles son las principales cuatro libertades para YouTube: la libertad de oportunidad ("que todo el mundo pueda hacer una vida en YouTube y traer ingresos de todo el mundo"), libertad de expresión, libertad de información y libertad de pertenecer a las comunidades creadas por los creadores de contenido de la plataforma.