"Rotten" es una serie documental que se estrenó recientemente en Netlfix. Se trata de una radiografía de ciertos alimentos y de las personas y compañías que las hacen llegar a las mesas de los consumidores. Podemos anticipar con su título ("podrido" en español) que lo que veremos no será placentero. Sin embargo, el documental nos lleva también por diversas reflexiones que pueden marcar un antes y un después en la forma que consumimos alimentos y sobre todo en la idea que tenemos del proceso para que estén a nuestro alcance.

Esta serie documental se compone de seis episodios. Miel, cacahuate, ajo, aves, leche y pescado son los alimentos protagonistas. A través de cada uno de ellos se muestran a las personas que trabajan con los animales, las plantas y los productos que son presentados. Lo más destacado de la serie es que expone la vital importancia de esos alimentos, su impacto en las personas pero sobre todo que revela los tratos y comercios que realizan las grandes compañías. Aquí podría aplicarse la frase de "la realidad supera la ficción", muchos de los casos que presenta "Rotten" transitan por la vía de la corrupción y la ambición de unos cuantos.

El equipo realizador de la serie se esforzó por presentar el panorama actual de alimentos básicos en la canasta de los Estados Unidos, pero que no resultará ajeno a otros países y sobre todo no resultará ajena la corrupción detrás de casi cualquier producto de los estantes del supermercado.

En "Rotten" encontraremos la oportunidad de conocer a los primeros en la línea de producción de ciertos alimentos de consumo diario y otras problemáticas derivadas como las alergias o la sobrexplotación. Podemos ver de primera mano sobre el maltrato al sector alimenticio y cómo el beneficio sólo es para los poderosos.

Es cierto que "Rotten" se enfoca principalmente en el panorama estadounidense, pero no por ello deja de ser un panorama mundial, pues el comercio de alimentos se realiza a esta escala. En el caso de la pesca, por ejemplo, las problemáticas que sufre el mar es a nivel mundial. Por otro lado, empresas de otros países se ven involucrados en los sistemas intrincados de la industria alimenticia. Así que no se trata de un documental que deja fuera nuestros propios problemas, por el contrario puede ser la base para poner atención lo que se hace en nuestro propio país y preguntarnos sobre las condiciones en las que se tratan a alimentos, productos y personas para que estos lleguen a nuestra mesa.

Existen otros cuantos documentales sobre alimentos, algunos muy crudos y fuertes sobre el maltrato animal o sobre los alimentos de moda que usan el miedo a las enfermedades o esta sed irracional por productos "orgánicos" que se ha extendido en los últimos años. En este sentido, "Rotten" se distingue por presentar a las enormes compañías como perpetradoras de los actos más corruptos pero también logra exponer que existen muchos implicados en este tema, incluso cada uno de nosotros, pues al final de cuentas somos los consumidores y compradores de estos productos y no siempre nos preguntamos sobre su procedencia o procesos. Otra cosa destacada es que muestra alternativas viables para salir de ese círculo vicioso y viciado de la industria alimenticia, sin embargo es realista cuando expone la alta demanda de alimentos que existe y los retos a los que se enfrentan las personas y los recursos, algunos a punto de desaparecer o en crisis.

"Rotten" es una serie documental con una excelente producción y, sobre todo, hecho con calidad. Vale la pena si te interesan estos temas o si tienes la más mínima curiosidad, cada episodio se enfoca a un alimento y puedes verlos sin ninguna secuencia.

La primera temporada de esta serie se encuentra disponible para todos los suscriptores de Netflix.

👇 Más en Hipertextual