Tesla está teniendo problemas con la producción del Model 3. No se trata de una cuestión puramente especulativa, puesto que los números en términos de entrega de vehículos resaltan esta problemática. Ahora, algunos empleados de la compañía han puesto un poco de perspectiva sobre este problema, alegando razones fundadas que están, precisamente, fomentando esta situación, a lo que Tesla ha respondido con una serie de negativas.

Tesla retrasa (otra vez) los objetivos de producción del Model 3

En este sentido, CNBC mencionando a fuentes de la compañía, apuntaba a que los problemas principales del Tesla en términos de producción se deben en especial a la producción de baterías en la fábrica Gigafactory en Sparks, Nevada, que serían peores a los que la compañía ha reconocido y que, inclusive, podrían generar más retrasos a la hora de fabricar nuevos vehículos. Según los empleados de la compañía, Tesla tiene que fabricar algunas de las baterías a mano y pedir a sus proveedores decenas de empleados para ayudar con este ensamblaje manual, y que incluso algunas batería podrían resultar peligrosas por este extremo.

En términos más generales, la producción de baterías -y la línea de módulos en particular- es supervisada por nuestro mejor talento de ingeniería y por muchos de los líderes más importantes de Tesla (...). La implicación de que Tesla alguna vez entregaría un automóvil con una batería peligrosa es absolutamente inexacta, contraria a todas las pruebas, y distante de la realidad.

Desde el anuncio de la producción del Model 3 las cosas han ido de mal en peor en términos de objetivos y entrega de vehículos: El año pasado, Musk aseguró que la compañía entregaría a sus compradores 1,600 Model 3 en el tercer trimestre, pero solo entregó 220 de ellos; posteriormente, en agosto, prometió 5.000 Model 3 a la semana para finales de 2017, y en el pasado noviembre redujo las expectativas y aseguró que entregarían 2500 Model 3 por semana, aumentando a 5.000 por semana para junio.

Tesla es consciente de todo el problema relacionado con la producción, pero asegura que las declaraciones de esta fuentes anónimas, que CNCB deriva a algunos empleados, son falsas y que, desde luego, no se corresponden con la realidad de las operaciones de la compañía, al menos en todos sus términos:

Es un artículo engañoso y mal informado. Por ser absolutamente claros, estamos de camino a las proyecciones previas que brindamos a principios de este mes para lograr mayores tasas de producción del Model 3. Como se ha documentado, hasta que alcancemos la producción completa, por definición, algunos elementos del proceso de producción serán más manuales.

Toda la declarción de Tesla en torno a los problemas de producción y el desmentido de esta situación ha sido recogido por Techcrunch y la compañía ha utilizado un tono bastante duro que no suele ser constumbre en su política de comunicación.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.