Jonathan Pace, un ingeniero eléctrico de 51 años natural de Tennessee (Estados Unidos), ha descubierto el número primo más largo obtenido hasta la fecha. Este empleado de FedEx, que en sus ratos libres colabora con la iniciativa de computación masiva llamada Great Internet Mersenne Prime Search, halló el pasado 26 de diciembre un número primo de 23 millones de dígitos, batiendo en un millón de dígitos el récord obtenido anteriormente. Su extensión es tan grande que, según aseguran desde GIMPS, el número primo podría ocupar un estante de libros con 9.000 páginas en total.

El nuevo número primo es [(2^77 232 917)−1] y ha recibido el nombre de M77232917, después de que el ordenador de Pace tardara seis días seguidos en computarlo utilizando un procesador Intel i5-6600. El resultado ha sido verificado por otros cuatro voluntarios que utilizaron ordenadores con Intel Xeon, AMD RX Vega 64 GPU, NVidia Titan Black GPU, Amazon AWS e Intel Xeon de 32-core. El número primo descubierto posee también una rara y fascinante cualidad: se trata de un número primo de Mersenne, llamado así en honor al filósofo y matemático francés Marin Mersenne. En particular, es el quincuagésimo número primo de Mersenne, según han anunciado en la página web de GIMPS.

¿Qué es un número primo?

Aunque probablemente sean uno de los términos matemáticos más populares, es probable que el olvido haya jugado una mala pasada en nuestra memoria. Cuando hablamos de los números primos, nos referimos a un número natural mayor que 1 y que solo se puede dividir (por división exacta) por él mismo y por el número 1.

Entre las posibles aplicaciones de los números primos, podemos destacar la criptografía. El motivo es que a la hora de buscar números primos muy grandes, es factible obtener códigos criptográficos muy seguros. Es decir, si alguna vez te has preguntado para qué sirven los números primos, es importante recordar su utilidad para codificar información en operaciones, por ejemplo, de tipo bancario.

Los números primos de Mersenne, como el recién descubierto M77232917, no destacan solo por ser primos, sino que además se caracterizan por ser una potencia de dos menos uno (en otras palabras, [2^n]-1). Conocidos como números perfectos, los números primos de Mersenne fueron descubiertos inicialmente por Euclides, mientras que el filósofo y matemático francés Mersenne postuló una conjetura sobre ellos, que finalmente resultó ser falsa.

código
Fuente: Pexels.

¿Cómo calculan los números primos?

Tras determinar el número primo más largo hasta la fecha, Jonathan Pace recibirá un premio de 3.000 dólares, según lo establecido en las reglas del concurso. El nombre de este ingeniero norteamericano pasará a la historia como descubridor del quincuagésimo número primo de Mersenne, aunque el proyecto GIMPS también reconoce el crédito de los autores del software, los líderes de la iniciativa de computación y las personas anónimas que contribuyen de forma voluntaria a la búsqueda de números primos.

Para aquellos interesados en ayudar en esta iniciativa, que no va más allá de la mera curiosidad a pesar de las aplicaciones que pueden tener los números primos, los usuarios emplean el programa Prime95 para realizar los cálculos, un software desarrollado por George Woltman. En la actualidad también se usa la red PrimeNet, ideada por Scott Kurowski y Aaron Blosser. El propio Blosser fue uno de los encargados de verificar los resultados conseguidos por Pace utilizando Prime95, apoyado por David Stanfill (gpuOwL), Andreas Höglund (CUDALucas) y Ernst Mayer (Mlucas).