Han pasado más de tres semanas desde que el youtuber Logan Paul estuviera en el centro de la polémica por publicar un vídeo de un cadáver en un bosque de Japón. La persona que filmó se había suicidado y la grabación fue motivo de escándalo en redes sociales. Paul se disculpó en varias ocasiones y YouTube puso fin a su contrato publicitario. Además, el youtuber afirmó que se tomaría un tiempo y dejaría de publicar para reflexionar sobre su comportamiento. Hasta ahora.

Este miércoles 24 de enero, Logan Paul ha vuelto a su canal de YouTube con el vídeo Suicide: Be Here Tomorrow en el que admitió que "he cometido errores" y que "he defraudado a la gente". Para empezar "un nuevo capítulo" en su vida, el youtuber ha empezado poniendo énfasis en que, antes de la publicación del vídeo en el que aparece el cadáver, tenía un completo desconocimiento sobre este tema.

Es hora de aprender del pasado y obtener lo que mejoro y crecer como ser humano. Estoy aquí para tener una conversación difícil para que aquellos que están sufriendo puedan tener cosas más fáciles ... Sé que aunque no soy capaz de resolver el problema yo solo, quiero ser parte de la solución.

Su primera publicación después del escándalo se centra precisamente en eso, en abordar la problemática con la esperanza de marcar la diferencia. Al inicio del vídeo, Kevin Hines explica en primera persona cómo intentó suicidarse saltando del Golden Gate y cuáles fueron sus sentimientos en ese momento.

Además, Logan Paul acudió al National Suicide Prevention Lifeline de Nueva York para entrevistar a su director, John Draper, y así tocar con más detalles este problema que supone una de las tres principales causas de muerte a nivel mundial. El youtuber donará un millón de dólares a organizaciones centradas en la prevención del suicidio y los primeros 250.000 se destinarán directamente a al fundación neoyorquina.

"Me siento honrado y agradecido de decir que esto es solo el comienzo", afirmó el youtuber. En el vídeo más documental de Paul hasta el momento, parece ser que ha adquirido conciencia sobre este tema, aunque no sabemos si sus siguientes proyectos estarán enfocados en este tema.

YouTube quiere contenido "positivo"

La publicación del vídeo de Logan Paul se une a los esfuerzos de YouTube para que sus usuarios utilicen el servicio de "maneras positivas". Para ello, está invirtiendo 5 millones de dólares para que los creadores produzcan contenido que ayude a contrarrestar el odio y promover la tolerancia.

Hasta ahora, la plataforma se ha asociado con 39 creadores en todo el mundo y su incitativa está centrada en la producción de vídeos relacionados con el racismo, los refugiados y los estereotipos en temas como la cultura musulmana.

Estas medidas buscan controlar un poco más el contenido que se publica en YouTube con el objetivo de evitar escándalos como el de Logan Paul.