Los rumores son ciertos. Tendremos que esperar un poco más de lo esperado para la octava y última temporada de Juego de Tronos. Así lo ha confirmado Sophie Turner, quien interpreta a Sansa Stark en la serie, en una entrevista con Variety, en la que ha señalado que todavía quedan seis o siete meses de rodaje y que los últimos capítulos no llegarán hasta 2019.

HBO afirmó que la nueva temporada llegaría el próximo año aunque cada vez habían más evidencias de que el estreno se retrasaría. El rodaje de los capítulos se inició el pasado mes de octubre y está previsto que continúe hasta verano de 2018.

La octava será la ultima temporada de Juego de Tronos y contará con seis episodios, menos que en las otras ediciones pero de mayor duración. Hasta ahora, el capítulo más largo fue el de El dragón y el tigre, que duró 80 minutos.

En la entrevista, Turner destacó que el equipo de la serie está muy emocionado por la ultima temporada. "Cuando todos tuvimos la lectura final para la temporada final, fue muy, muy emotivo", reconoció. Por otro lado, el desenlace de la serie más rentable de HBO ha provocado que los actores y el equipo de rodaje estén más unidos y que se reúnan con más asiduidad.

La razón del retraso podría explicarse por los esfuerzos de los creadores de la serie, David Benioff y Dan Weiss, para hacer de la última temporada una de las más épicas. Hasta el momento, los nuevos capítulos han sido siempre motivo de expectación y, en la que será la última temporada de Juego de Tronos, la emoción de los seguidores promete estar, como nunca antes, a flor de piel.