El vetusto pero prestigioso hospital Virgen de la Arrixaca, en la población de El Palmar, en Murcia, ha sido escenario de otra de las pequeñas confrontaciones entre profesionales de la medicina, las asociaciones de pacientes y los intentos de los defensores de las pseudociencias. En esta ocasión, ha sido un anuncio que ofrecía reiki el que ha levantado la denuncia. Y es que el cartel no se limitaba a ofrecer los servicios de esta práctica, sino que aseguraba que alguno de los sanitarios de la planta de oncología lo había probado con sus pacientes.

El reiki se cuela en la Arrixaca

El hospital de la Arrixaca es uno de los más veteranos y prestigiosos centros médicos, pero en sus paredes aparecía recientemente un cartel anunciando a sus pacientes las bondades del reiki, una práctica consistente en la curación por imposición de manos. Según rezaba dicho anuncio, esta práctica es "efectiva en tratamientos paliativos". Este tipo de aseveraciones, además de falsas, son también frecuentes.

virgen de la arrixaca
Fuente: Elpalmarmurcia

Cientos de carteles y anuncios de pseudoterapias son retirados de los tablones de este y otros centros por toda la región (y por todo el mundo). La indignación, sin embargo, llegó a la dirección del centro cuando, al retirar el cartel, la imagen saltó a las redes sociales. Y es que en el panfleto se anunciaba que "una auxiliar de enfermería 'ha comprobado’ el beneficio del reiki en los pacientes de la unidad de Oncohematología del hospital".

Hipertextual se ha puesto en contacto con una enfermera empleada en el hospital: "La Arrixaca está llena de carteles promocionando el reiki. Ese en particular no lo he visto. Pero la planta de oncología está llena de carteles porque muchas de las auxiliares lo practican", afirma. Según nos cuenta, ha escuchado en más de una ocasión cómo estas defendían su uso en la planta.

Además de las auxiliares, también algunos enfermeros del hospital acuden a este tipo de pseudoterapias: "También había una enfermera que practicaba el reiki, pero no a los pacientes, sino a nosotras, cuando nos dolía algo". En sus palabras, la presencia de esta "terapia" es algo relativamente normal entre los profesionales sanitarios de este y otros centros de la región.

Indignación entre las asociaciones de pacientes

La denuncia por parte de las asociaciones de pacientes así como de las organizaciones científicas ha sido tajante y rápida. La dirección, por su parte, ha indicado que "no era el sitio adecuado para ese tipo de mensajes y no se solicitó permiso para colgarlo". En cuanto a la auxiliar, efectivamente, administró este tipo de "técnicas" a ciertos pacientes de la planta.

Sin embargo, el hospital ha dejado claro que lo hizo a título personal, de forma totalmente ajena al centro ya que, la Arrixaca no ofrece este tipo de prácticas entre sus servicios, afirman. Por desgracia, el cartel en concreto forma parte de una iniciativa de un grupo de auxiliares de enfermería que, según informan fuentes cercanas, es un resumen de una comunicación sobre los «beneficios» del reiki presentada en un reciente Congreso Nacional de Técnicos en cuidados de Enfermería.

No es el primer movimiento colectivo en contra de la práctica pseudocientífica en centros sanitarios murcianos. Otras campañas han sido iniciadas, con más o menos éxito, para salvaguardar la salud y el bienestar del paciente. Pero estas técnicas siguen apareciendo una y otra vez. En muchas ocasiones es el desconocimiento de los propios sanitarios lo que ayuda a su propagación.

Así "funciona" el reiki

Según afirman los auxiliares para la prensa, el reiki "es una terapia alternativa que se basa en la energía de imposición de manos, que de manera sencilla puede ser aprendida y puesta en práctica por personas que tengan deseos sinceros de obtener beneficios para su salud o la de otros".

Pero en realidad, esta técnica no ha llegado a demostrar en ningún momento tener más beneficios que los que se asocian al efecto placebo. Tampoco ha superado las pruebas técnicas de laboratorio para comprobar si, efectivamente, existe algún tipo de transmisión de energía o algo similar.

reiki
Nikki Zalewski - Shutterstock

En definitiva, el reiki sigue siendo una pseudociencia sin base alguna, y sus beneficios están puestos en duda por la comunidad médica a pesar de los reductos de adalides que quedan a su servicio. A pesar de su defensa acérrima, la OMS no avala los efectos beneficiosos de esta técnica.

Por tanto, la comunidad médica, ante la falta de evidencias, aboga por retirar esta práctica, al igual que otras de corte pseudocientífico, en centros de salud y hospitales. El hecho de que la iniciativa la hayan provenido de un grupo de auxiliares de enfermería, y que estos lo practiquen extensamente, es una cuestión que ha suscitado una grave preocupación entre los profesionales del sector, así como una rápida respuesta por parte de la dirección del hospital. Pero la batalla viene de largo y parece que todavía le queda mucho por terminar.