Las disputas entre compañías tecnológicas son algo bien conocido en el sector internacional, con constantes acusaciones entre ellas, la mayor parte en lo referente a las patentes. En este caso, el problema entre la americana Apple y la china Xiaomi se debía a la intención de esta segunda en registrar la marca MI PAD en territorio europeo, ante lo cual Apple se opuso en 2014 por parecer demasiado en nombre y pronunciación a iPad, su marca comercial de tabletas desde 2010.

Como la mayoría de los casos que terminan en los tribunales, la demora ha sido de varios años por la trabajosa toma de decisiones y los posteriores recursos, en este caso por parte de Xiaomi. La empresa, tras una decisión el pasado año por parte de la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (EUIPO) que daba la razón a Apple, apeló al Tribunal General de la Unión Europea para reconsiderar de nuevo la decisión.

El mismo Tribunal General, mediante un comunicado de prensa, ratifica hoy la decisión tomada por la EUIPO y deniega a Xiaomi el registro de esta marca. Para ello expone diferentes razones, resaltando que la similitud entre ambas marcas puede inducir a error al consumidor.

[...] El Tribunal General considera, como la EUIPO, por un lado, que la diferencia entre los signos en conflicto, procedente de la presencia de la letra suplementaria «m» al comienzo de MI PAD, no basta para contrarrestar el elevado grado de similitud entre los dos signos en los planos visual y fonético y, por otro lado, que el público pertinente creerá que los productos y los servicios de que se trata proceden de la misma empresa (o de empresas vinculadas económicamente) y pensará que la marca solicitada MI PAD es una variante de la marca anterior IPAD.

A la conquista de Europa

Xiaomi comenzaba hace poco más de un mes la inmersión en Europa con España como primer territorio en contar con la presencia de la marca de manera oficial. Tanto a través de sus tiendas físicas en Madrid como a través de la tienda online, los productos de la marca ya comienzan a hacer las delicias de muchos compradores que buscan calidad a un precio ajustado, algo que se puede obtener a través de los diferentes productos que se han comenzado a comercializar, los cuales abarcan un amplio segmento de gamas.

Aunque sí podemos ver un buen número de smartphones y diferentes tipos gadgtes, lo que no se puede adquirir de manera oficial, de momento, son tabletas. No sabemos si esto se debe a que el fabricante estaba esperando la decisión definitiva del Tribunal General o a que no hay planes de venta de las mismas en un futuro próximo. En cualquier caso, de llegar a venderse, ahora tendrá que ser bajo un nuevo nombre.