Ha sido una de las noticias más comentadas del fin de semana que ahora por fin es oficial: Apple ha confirmado la adquisición de la compañía de descubrimiento musical londinense Shazam, una de las más populares para el descubrimiento, identificación y etiquetado de música que lleva en el iPhone desde el lanzamiento de la App Store, y que ha sido la propia Apple la que ha utilizado su tecnología en Siri para la identificación de música.

Aunque la compañía no ha confirmado el precio por el que se ha cerrado la operación, los rumores aumentan a que Apple habría pagado cerca de 400 millones de dólares por Shazam, después de que, según fuentes de TechCrunch, otra compañías como Spotify o Snapchat también habrían pujado por hacerse con la compañía. Lo cierto es que Shazam, pese a estar disponible en todos los sistemas operativos, siempre ha tenido un cercanía especial con Apple, de hecho es una de las apps de terceros que mejor se integra con Música.

La compañía se ha referido a la compra precisamente por este motivo, lo bien que han encajado Music y Shazam y, sobre todo, la gran aceptación que históricamente ha tenido la aplicación entre los usuarios de Apple:

“Estamos encantados de que Shazam y su talentoso equipo se unan a Apple. Desde el lanzamiento de la App Store, Shazam se ha mantenido de forma muy consistente como una de las apps más populares para iOS. Hoy es utilizada por cientos de millones de personas en todo el mundo, en múltiples plataformas. Apple Music y Shazam encajan perfectamente, compartiendo la pasión por descubrir nueva música y por ofrecer magníficas experiencias musicales a nuestros usuarios. Tenemos grandes planes en mente, y esperamos combinarlos con Shazam una vez que sea aprobado el acuerdo que cerramos hoy.”

De momento, como suele ser habitual con las compras de Apple desconocemos cómo se integrará en el sistema, si lo hará o si será retirada paulatinamente de las tiendas de las aplicaciones hasta que la compañía puede integrar de forma nativa en el sistema, mucho más que la forma en la que ahora se integra en Siri.