SpaceX no cumplirá con su objetivo de lanzar el Falcon Heavy en 2017 pero el cohete podría convertirse en uno de los proyectos más ambiciosos de la compañía. Elon Musk ha anunciado que el estreno de su cohete más potente está listo para enero de 2018 con la publicación de las primeras fotografías del Falcon Heavy en el Cabo Cañaveral de Florida.

El cohete parece estar ensamblado casi por completo aunque todavía tiene que pasar por la prueba de fuego estático, así como el montaje final. Enero de 2018 ha sido la fecha programada por SpaceX para el gran lanzamiento después de varios retrasos. Las imágenes muestran por primera vez el Falcon Heavy prácticamente terminado, por lo que podemos intuir que el mes que viene podría ser el momento definitivo para poner a prueba el ambicioso proyecto.

Una de las novedades del cohete, el cual cuenta con 27 motores, es que la carga que irá en su interior será el Tesla Roadster, poniéndose de nuevo a la delantera en cuanto a innovación. Los planes del Falcon Heavy son bastante ambiciosos y SpaceX planea que soporte una carga de 63.5 toneladas dentro de la órbita baja de la Tierra y que, además, pueda ser utilizado para misiones a Marte.

El propio Elon Musk ha admitido ser poco optimista respecto al primer lanzamiento. "Espero que se aleje lo suficiente de la plataforma de lanzamiento como para que no cause daños en la plataforma. Considero que eso es una victoria", señaló el CEO de la compañía.