Un grupo de desarrolladores de software han encontrado referencias a un procesador ARM en el interior del iMac Pro, el 2-en-1 para profesionales que Apple desveló en la última edición del World Wide Developers Conference.

Este procesador sería el mismo A10 Fusion que la compañía utiliza en los iPhone 7 y que tan buenos resultados ha ofrecido en esa categoría de producto.

El procesador del iPhone 7 estará presente en el iMac Pro. Tomará parte en el arranque del dispositivo y en tareas que requieran altos niveles de seguridad.

Sería la primera vez que Apple monta un SoC de la familia "AX" en un ordenador con macOS. La compañía ya experimentó con las tecnologías de ARM en el MacBook Pro de 2016, que integra un co-procesador T1 para el procesamiento de tareas muy específicas.

El A10 Fusion es un chip más poderoso y versátil que el T1 del MacBook Pro 2016. Este permitirá, según algunas evidencias encontradas en el código fuente de BridgeOS 2.0, ofrecer la funcionalidad "Oye Siri" que productos como el iPhone ofrecen desde 2015. Gracias a esta tecnología, basta pronunciar las palabras Oye Siri para activar el asistente virtual de Cupertino.

El nuevo chip parece tomar parte en el arranque del ordenador y tareas que requieran altos niveles de seguridad. El resto de aplicaciones de este nuevo SoC sigue siendo un misterio.

Durante años se ha debatido sobre la posibilidad de migrar toda la plataforma macOS a procesadores ARM, cuyos resultados en dispositivos como el iPhone, el iPad o el Apple Watch han sido sobresalientes. La integración de un co-procesador ARM en algunos equipos con macOS es un pequeño acercamiento hacia ese posible futuro.