El día que los viajes en el tiempo dejen de interesar a los espectadores probablemente sea aquel en que ya no se preocupen por el futuro, y como eso no va a ocurrir nunca, podremos disfrutar siempre de historias de ciencia ficción como esas cumbres que constituyen la trilogía de Regreso al futuro (Robert Zemeckis, 1985-1990) o Doce monos (Terry Gilliam, 1995), a cuya familia subgenérica se une ahora la serie Future Man, comedia sin risas enlatadas creada por Howard Overman, Kyle Hunter y Ariel Shaffir para Hulu y distribuida por la HBO. Y, más que su premisa, el empeño de sus principales personajes nos recuerda el episodio “Synchrony” (4x09) de Expediente X (Chris Carter, 1993), la mítica serie sobre fantasía y ciencia ficción de influencia inconmensurable.

No hay duda de que gustará a los que aman el género, a los videojugadores en principio y a los que se tronchan con la comedia irreverente, con diálogos elaborados, veloces y frescales en los que no se privan de nada risible, sin hacerle ascos a lo sexual o lo escatológico en las situaciones, incluso a veces hasta la estupidez, y se asoma un puntillo surrealista que nos mantiene con una sonrisa tonta durante un buen número de las escenas. Quizá su mayor punto flaco es que se la juega peligrosamente con la verosimilitud del comportamiento de sus personajes, muy en especial cuando son presas de la ira; y que no hurga demasiado entre las muchas posibilidades que ofrece disponer de una máquina del tiempo. Las escenas de acción, por otro lado, se revelan satisfactorias.

future man
Hulu

Las referencias culturales de Future Man, con las que se nutre para su trama y sus conversaciones, parecen de lo más obvias: hay varias esenciales a la ya mencionada Regreso al futuro, como en la banda sonora de los primeros episodios, y a Terminator (James Cameron, 1984). Algunas resultan burdas en demasía, pero ciertas parodias se agradecen en verdad; y sobre todo, el capítulo “Pandora’s Mailbox” (1x07), en el que la obra de Cameron tiene un tratamiento descacharrante, desde Aliens: El regreso (1986) y Abyss (1989) hasta Titanic (1997), con pulla incluida, y Avatar (2009).

Otras referencias señalan a Atracción fatal (Adrian Lyne, 1987), El coche fantástico (Glen A. Larson, 1982-1986), El Imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980), Mad Max 3: Más allá de la cúpula del trueno (George Miller e ídem Ogilvie, 1985) o Atrapado en el tiempo (Harold Ramis, 1993). Por otra parte, en el episodio “Operation: Natal Attraction” (1x10), los guionistas se atreven a ir más allá de lo que nunca llegó el mayor mito cinematográfico del género porque tal vez habría sido excesivamente subversivo para la época o el público al que se dirigía, y muchos conservadores la habrían armado buena a no ser antes no hubiesen sufrido un síncope por la misma razón. En cualquier caso, sigue tratándose de toda una audacia.

future man
Hulu

Joss Hutcherson (Los chicos están bien) se encuentra como Josh Futturman en las antípodas del carácter de su papel más famoso, el del siempre serio Peeta Mellark en la tetralogía de Los Juegos del Hambre (Gary Ross y Francis Lawrence, 2012-2015). La Tiger de Eliza Coupe (Scrubs) se une al grupo de heroínas incombustibles de fuerte carácter que le tiran, precisamente, a Cameron. Y el Wolf de Derek Wilson (Preacher) nos recuerda por su personalidad, ruda y básica con elementos paradójicos, e incluso por su voz al Mick Rory de Dominic Purcell en Legends of Tomorrow (Greg Berlanti, Marc Guggenheim, Phil Klemmer y Andrew Kreisberg, desde 2016), la cual también se basa casualmente en viajes a través del tiempo y su problemática.

Ed Begley Jr. (A dos metros bajo tierra, Better Call Saul), sobre todo, y Glenne Headly (The Night Of) están tronchantes como Gabe y Diane Futturman. Y quizá la interpretación con más matices sea la de Keith David (Réquiem por un sueño, Community) como el doctor Elias Kronish, a quien se le notan tanto las tablas como a Robert Craighead (New Girl), que interpreta al detective Vincent Skarsgaard. Pero es de suponer que el miembro del reparto que más llama la atención aquí no puede ser otro que Haley Joel Osment (Forrest Gump, El sexto sentido), a quien se le debe reconocer el mérito de encarnar al doctor Stu Camillo en las diferentes líneas temporales.

future man
Hulu

Líneas que se cierran en el último episodio de esta temporada, “A Date With Destiny” (1x13), de una forma que se aleja de lo acostumbrado, diametralmente distinta a la de un referente como la saga de Regreso al futuro, dando pie sin discusión a continuar la historia en una segunda temporada, que veríamos a buen seguro. Pues, aunque Future Man no sea una las mejores series de esta edad de oro televisiva, ni en general ni comparándola con otras de ciencia ficción actuales, como Black Mirror (Charlie Brooker, desde 2011), Westworld (Jonathan Nolan y Lisa Joy, desde 2016) o Legion (Noah Hawley, desde 2017), nos gana pese a sus limitaciones por su encanto absolutamente desvergonzado.