future man

Hulu

El día que los viajes en el tiempo dejen de interesar a los espectadores probablemente sea aquel en que ya no se preocupen por el futuro, y como eso no va a ocurrir nunca, podremos disfrutar siempre de historias de ciencia ficción como esas cumbres que constituyen la trilogía de *Regreso al futuro* (Robert Zemeckis, 1985-1990) o *Doce monos* (Terry Gilliam, 1995), a cuya familia subgenérica se une ahora **la serie *Future Man*, comedia sin risas enlatadas creada por Howard Overman, Kyle Hunter y Ariel Shaffir para Hulu y distribuida por la HBO**. Y, más que su premisa, el empeño de sus principales personajes nos recuerda el episodio “Synchrony” (4x09) de *Expediente X* (Chris Carter, 1993), la mítica serie sobre fantasía y ciencia ficción de influencia inconmensurable.

No hay duda de que gustará a los que aman el género, a los videojugadores en principio y a los que se tronchan con la comedia irreverente, con diálogos elaborados, veloces y frescales en los que **no se privan de nada risible, sin hacerle ascos a lo sexual o lo escatológico en las situaciones, incluso a veces hasta la estupidez, y se asoma un puntillo surrealista** que nos mantiene con una sonrisa tonta durante un buen número de las escenas. Quizá su mayor punto flaco es que **se la juega peligrosamente con la verosimilitud del comportamiento de sus personajes**, muy en especial cuando son presas de la ira; y que **no hurga demasiado entre las muchas posibilidades que ofrece disponer de una máquina del tiempo**. Las escenas de acción, por otro lado, se revelan satisfactorias.

Hulu

**Las referencias culturales de *Future Man*, con las que se nutre para su trama y sus conversaciones, parecen de lo más obvias**: hay varias esenciales a la ya mencionada *Regreso al futuro*, como en la banda sonora de los primeros episodios, y a *Terminator* (James Cameron, 1984). Algunas resultan burdas en demasía, pero ciertas parodias se agradecen en verdad; y sobre todo, el capítulo “Pandora’s Mailbox” (1x07), en el que la obra de Cameron tiene un tratamiento descacharrante, desde *Aliens: El regreso* (1986) y *Abyss* (1989) hasta *Titanic* (1997), con pulla incluida, y *Avatar* (2009).

Otras referencias señalan a *Atracción fatal* (Adrian Lyne, 1987), *El coche fantástico* (Glen A. Larson, 1982-1986), *El Imperio contraataca* (Irvin Kershner, 1980), *Mad Max 3: Más allá de la cúpula del trueno* (George Miller e ídem Ogilvie, 1985) o *Atrapado en el tiempo* (Harold Ramis, 1993). Por otra parte, en el episodio “Operation: Natal Attraction” (1x10), los guionistas se atreven a ir más allá de lo que nunca llegó el mayor mito cinematográfico del género porque tal vez habría sido excesivamente subversivo para la época o el público al que se dirigía, y muchos conservadores la habrían armado buena a no ser antes no hubiesen sufrido un síncope por la misma razón. En cualquier caso, sigue tratándose de toda una audacia.

Hulu

**Joss Hutcherson** (*Los chicos están bien*) se encuentra como Josh Futturman en las antípodas del carácter de su papel más famoso, el del siempre serio Peeta Mellark en la tetralogía de *Los Juegos del Hambre* (Gary Ross y Francis Lawrence, 2012-2015). La Tiger de **Eliza Coupe** (*Scrubs*) se une al grupo de heroínas incombustibles de fuerte carácter que le tiran, precisamente, a Cameron. Y el Wolf de **Derek Wilson** (*Preacher*) nos recuerda por su personalidad, ruda y básica con elementos paradójicos, e incluso por su voz al Mick Rory de Dominic Purcell en *Legends of Tomorrow* (Greg Berlanti, Marc Guggenheim, Phil Klemmer y Andrew Kreisberg, desde 2016), la cual también se basa casualmente en viajes a través del tiempo y su problemática.

**Ed Begley Jr.** (*A dos metros bajo tierra*, *Better Call Saul*), sobre todo, y **Glenne Headly** (*The Night Of*) están tronchantes como Gabe y Diane Futturman. Y quizá la interpretación con más matices sea la de **Keith David** (*Réquiem por un sueño*, *Community*) como el doctor Elias Kronish, a quien se le notan tanto las tablas como a **Robert Craighead** (*New Girl*), que interpreta al detective Vincent Skarsgaard. Pero es de suponer que el miembro del reparto que más llama la atención aquí no puede ser otro que **Haley Joel Osment** (*Forrest Gump*, *El sexto sentido*), a quien se le debe reconocer el mérito de encarnar al doctor Stu Camillo en las diferentes líneas temporales.

Hulu

Líneas que se cierran en **el último episodio de esta temporada**, “A Date With Destiny” (1x13), de una forma que **se aleja de lo acostumbrado**, diametralmente distinta a la de un referente como la saga de *Regreso al futuro*, **dando pie sin discusión a continuar la historia en una segunda temporada, que veríamos a buen seguro**. Pues, aunque *Future Man* no sea una las mejores series de esta edad de oro televisiva, ni en general ni comparándola con otras de ciencia ficción actuales, como *Black Mirror* (Charlie Brooker, desde 2011), *Westworld* (Jonathan Nolan y Lisa Joy, desde 2016) o *Legion* (Noah Hawley, desde 2017), nos gana pese a sus limitaciones por su encanto absolutamente desvergonzado.