Apple ha obtenido la victoria definitiva de una batalla legal contra Samsung, más no de la guerra. La Suprema Corte de los Estados Unidos ha desestimado este lunes 6 de noviembre una apelación de un caso dictaminado en 2014.

Se trata del juicio relacionado con la función de deslizar para desbloquear y los enlaces rápidos, entre otros. El veredicto final: Samsung ha infringido ambas patentes y deberá pagar a Apple 120 millones de dólares en daños.

En este caso, la sentencia inicial del 2014 fue revocada en el 2016 y luego reinstaurada de nuevo. Después, Samsung apeló ante la Corte Suprema, donde el caso llegó hoy a su fin.

"Nuestro argumento fue respaldado por muchos quienes creían que la Corte debería escuchar el caso para restablecer estándares justos que promuevan la innovación y eviten el abuso del sistema de patentes", indicó un representante de Samsung en un comunicado.

Sin embargo, este no es el final de la épica guerra legal entre ambas tecnológicas que ha durado una década. Aún queda por resolver la demanda más grande, en la que Samsung tuvo que pagar a Apple una recompensa de 1.049 millones de dólares en el 2012. Desde entonces, la cifra se ha reducido a 400 millones y el caso será retomado por la corte el próximo mayo para decidir como deberán calcularse los daños.

La historia de las demandas de patentes de Apple y Samsung

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.