La página web de la Casa Real ha sido víctima de un ataque de denegación de servicio (DDoS) por parte de la organización Anonymous dentro de su movimiento de protesta por la situación en Cataluña. La violación de seguridad fue anunciada esta madrugada a través de la cuenta de Twitter, pero el sistema logró hacer frente al ataque y restableció el servicio. Sin embargo, horas después la página ha vuelto a ser tumbada, y hasta el momento de la publicación de este artículo, el acceso sigue inhabilitado.

El DDoS a la página de la Casa Real española se enmarca dentro de la ola de hackeos por parte de Anonymous a causa de la tensión política en Cataluña después del referéndum del 1-O y el proceso de autoproclamación de independencia por parte del Gobierno catalán. Bajo los hashtags #OpCatalunya y #FreeCatalonia, la organización ha tumbado otras paginas webs como la del Tribunal Constitucional y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) "en defensa" de Cataluña.

Asimismo, este miércoles 25 de octubre han atacado de nuevo la web del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). El primer ataque DDoS se realizó el pasado martes, aunque la institución afirmó que habían pasado a un servidor externo y que el sistema informático no había sido afectado. Sin embargo, este hackeo ha sido más potente que el anterior y ha tenido como objetivo la búsqueda de información interna y reservada.

El grupo de hackers responsable de esta violación, conocido como Gaben Security, ha conseguido identificar un agujero en la seguridad de la página y han tenido acceso a información del CNI. Hasta el momento no se ha anunciado el robo de datos sensibles, pero la información obtenida por los hackers podría ser utilizada de manera inapropiada. Por otro lado, fuentes del CNI dijeron a El Confidencial que están "analizando el fallo de seguridad empleado para infiltrar la página" aunque no han confirmado que los hackers hayan podido acceder al servidor web.

El Partido Popular, la Fundación Francisco Franco y el Ministerio de Economía, Fomento y Justicia también fueron víctimas de los ataques de denegación de servicio por parte de Anonymous.

Y podrían no ser los únicos. En su página de Twitter, Anonymous subrayó que esta sería "una semana clave para Cataluña" y que continuaría los ataques cibernéticos a páginas webs españolas para protestar por acciones políticas del Gobierno de Mariano Rajoy como la detención de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, presidentes de las organizaciones soberanistas Asociación Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural.