Tal como suele suceder con la implantación de una nueva tecnología relacionada con la seguridad y el acceso bihométrico, generalmente levanta suspicacias entre los que no conocen sus fundamentos o, al menos, no comprenden exactamente la tecnología. Para Apple esto no es nuevo. Todas las compañías tecnológicas se enfrentan a las mismas críticas cuando intentan introducir una nueva tecnología.

Sucedió con Touch ID, una tecnología a la que muchos consumidores apuntaron como una forma de tener una copia de nuestras huellas para realizar un control sobre nuestra privacidad, algo que a pesar de que Apple avisó desde el principio, nunca fue así: los datos quedaban almacenados en el terminal y nunca eran transferidos a ningún servidor.

Apple aclara todas las dudas pendientes que teníamos sobre Face ID

Ahora es el Senado de Estados Unidos, en especial el senador Al Franken el que ha solicitado a Apple información en torno a su sistema de reconocimiento facial, que desde su presentación ha levantado algunas suspicacias en torno a la privacidad de los datos biométricos de nuestro rostro y a la seguridad o facilidad con la que se puede acceder a los datos. La carta es relativamente extensa, y está totalmente disponible dentro de la transparencia del senado.

Aunque Apple ya ha explicado los detalles más importantes de Face ID a través de una actualidad de su guía de privacidad (en la que están más detalles de otros sistemas de la compañía), ha querido responder al senador estadounidense con más detalles en torno a Face ID, detalles que no hacen más que dar un balsamo de tranquilidad para todos aquellos que todavía tengan cierto escepticismo en torno a la seguridad de Face ID. Junto a los detalles que ya conocíamos sobre el sistema de reconocimiento facial de Apple, la compañía apunta, además, que:

Los datos de identificación facial, incluidas las representaciones matemáticas de la cara, están encriptados y solo están disponibles para Secure Enclave. Esta información nunca sale del dispositivo. No se envía a Apple ni se incluye en las copias de seguridad del dispositivo. Las imágenes de la cara capturadas durante las operaciones normales de desbloqueo no se guardan, sino que se descartan inmediatamente una vez que la representación matemática se calcula para compararlos con los datos de identificación de la cara guardados.

Y sobre todo, lo que preocupa a muchos usuarios, qué pasa con los datos cuando las Apps tiene acceso al reconocimiento facial:

Las aplicaciones de terceros pueden usar las API proporcionadas por el sistema para pedirle al usuario que se autentifique mediante Face ID o un código de acceso. Al usar Face ID, la aplicación notifica solo si la autenticación fue exitosa, pero no puede acceder a Face ID ni a los datos asociados con la cara registrada.

A oscuras y en milisegundos: Face ID será más rápido y seguro que Touch ID

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.