A Twitter le está costando caro el bloqueo de la cuenta de Rose McGowan. La actriz, quien fue protagonista de Charmed, anunció que su perfil había sido bloqueado durante 12 horas, después de que acusara a Ben Affleck de estar mintiendo al no saber nada sobre los casos de acoso sexual de Harvey Weinstein. Un día después, el desacuerdo con Twitter ha sido mostrando por muchos famosos, quienes han iniciado un boicot con el hashtag #WomenBoycottTwitter para este viernes 13 de octubre. El boicot ya se ha convertido en tendencia pero, además de mostrar la solidaridad con McGowan, otros usuarios están criticando la manera en la que se está llevando a cabo.

La polémica se ha iniciado después de que el influyente productor de Hollywood estuviera estos últimos días en el punto de mira por su conducta sexual poco apropiada. Muchas actrices y mujeres relacionadas con la industria cinematográfica han roto su silencio y han empezado a contar sus horribles experiencia con Weinstein. Rose McGowan fue una de ellas y ha sido una de las víctimas que ha decidido contar su historia. Al parecer, el actor Ben Affleck fue una de las personas a las que acudió la actriz en 1997 para contarle su episodio con el productor en una habitación de hotel durante el Festival de Sundance. Por ello, cuando el actor escribió en su cuenta de Twitter que estaba sorprendido de lo que estaba pasando, McGowan no dudó en responderle sin tapujos.

"'¡Maldita sea! Le dije que parara de hacerlo', eso fue lo que me dijiste a la cara, en la conferencia de prensa a la que me obligaron a ir después de que me atacara. Mientes", escribió la actriz.

Justo después de este comentario y de otros que le siguieron, la cuenta de Rose McGowan fue bloqueada por la red social. Según Twitter, el problema fue en unos de los tweets se incluyó un número de teléfono privado y ese punto fue el que violó los términos. En una publicación, la red social afirmó estar orgullosa "de potenciar y apoyar las voces en nuestra plataforma, especialmente aquellas que hablan se verdad sobre el poder".

Estamos con las valientes mujeres y hombres que usan Twitter para compartir sus historias, y trabajaremos duro todos los días para mejorar nuestros procesos y proteger esas voces.

Pero el daño ya estaba hecho. En el momento en el que el perfil fue bloqueado, Rose McGowan publicó en su cuenta de Instagram la captura de pantalla en la que le informaban de la suspensión temporal y ella pidió a sus seguidores que fueran su voz. Para ello, creó el hashtag #ROSEARMY.

TWITTER HAS SUSPENDED ME. THERE ARE POWERFUL FORCES AT WORK. BE MY VOICE. #ROSEARMY #whywomendontreport

Una publicación compartida de Rose McGowan (@rosemcgowan) el

El bloqueo fue interpretado por muchas personas como un intento por silenciar lo ocurrido con Weinstein y la respuesta fue el inicio de una campaña en Twitter en señal de protesta y de apoyo a las otras víctimas de acoso sexual.

La ingeniera de software Kelly Ellis fue la que propuso la iniciativa en la red social, a la que ya se han unido famosos como la modelo Chrissy Teigen, los actores John Cusack, Debra Messing, Anna Paquin, Mark Ruffalo, Kerry Washington o Alyssa Milano.

Lo que se inició como un proyecto para solidarizarse con las mujeres que han sido víctimas de acoso sexual y que no han podido explicar su historia libremente, se ha convertido también en motivo de critica para muchos usuarios.

A pesar de los críticos entienden el objetivo detrás de #WomenBoycottTwitter, no están de acuerdo en que el silencio sea la mejor manera de visualizar este tipo de problemas. Es más, lo adecuado sería hacer todo lo contrario, y alzar la voz ante este tipo de situaciones.

Otra de las fuertes críticas ha sido protagonizada por Ava DuVernay, directora de la película Selma, quien señaló que las mujeres de color no han recibido este apoyo cuando han publicado sus experiencias en la plataforma.

"Llamando a las mujeres blancas aliadas para reconocer el conflicto de #WomenBoycottTwitter para mujeres de color que no han recibo apoyo en asuntos similares", publicó la directora en su cuenta de Twitter.

Kelly Ellis, la ingeniera de software que puso inicio al boicot, ha acabado disculpándose. "Podemos y debemos hacerlo mejor. No está bien que la solidaridad solo sea para mujeres blancas. Lo lamento".

Las disculpas de Twitter

A pesar de que la red social ya hizo pública la explicación de por qué bloqueó la cuenta de Rose McGowan, Jack Dorsey, el CEO de la compañía, reconoció el fallo que cometieron y escribió: "Necesitamos ser mucho más transparentes en nuestras acciones para generar confianza".

En respuesta a un usuario de Twitter, Dorsey también subrayó que es necesario hacer un "mejor trabajo al mostrar que no estamos aplicando reglas de manera selectiva".

La polémica en torno a la actriz y sus críticas al productor de cine Harvey Weinstein han puesto de relieve los retos de la red social en sus políticas de privacidad. Algunos usuarios se han mostrado sorprendidos sobre el criterio de Twitter para bloquear las cuentas y se preguntan por qué el perfil del presidente Donald Trump nunca ha sido suspendido, mientras que un tweet relacionado con el acoso sexual sí ha sido reconocido por el filtro de la red social.