Como suele ocurrir con los niños famosos, su crecimiento queda plasmado en cada episodio. El caso de Noah Schnapp (Will), Finn Wolfhard (Mike), Lucas (Caleb McLaughlin), Gaten Matarazzo (Dustin) y Millie Bobby Brown (Eleven), quienes se consolidaron como celebridades tras el estreno de Stranger Things en Netflix en julio del 2016, no es la excepción.

Los cambios son aún más notorios en esta segunda temporada puesto que este talentoso reparto está en plena adolescencia. Sin embargo, el mundo de la fama suele tener su propio precio, como lo han comprobado en carne propia estos últimos dos años. A partir de este 27 de octubre, no sólo los veremos un poco o bastante más altos que la temporada pasada, entre otros cambios en general, sino con una mayor madurez y experiencia.

William Byers (Noah Schnapp)

Es hijo de una pareja canadiense-estadounidense y tiene una hermana gemela llamada Chloe. El más joven de los protagonistas comenzó a actuar a los seis años de edad y realizó su debut en el cine en 2015 con la película Bridge of Spies. Ese mismo año dio voz a Charlie Brown en The Peanuts Movie.

Recientemente se desató controversia sobre si su personaje es o no homosexual porque su padre en la serie, Lonnie Byers (Ross Partridge) lo considerara "afeminado". A través de Instagram, Schnapp comentó que si Will es gay o no, es indiferente, y espera que la respuesta no salga a la luz.

  • 3 de octubre de 2004
  • 13 años
  • 1.55 m.

Mike Wheeler (Finn Wolfhard)

Es oriundo de Vancouver, Canadá, donde sigue acudiendo a la escuela y toca el bajo y la guitarra. Su hermano, Nick Wolfhard, también es actor, mientras que su padre, Eric Wolfhard, es escritor. Anteriormente, tuvo apariciones como invitado en Supernatural y en The 100. Recientemente interpretó a Richie en la película de terror It.

Wolfhard también ha tenido que comenzar a lidiar con los problemas de adultos. El actor canadiense dio por terminado el contrato de su agente Tyler Grasham después de que el actor Blaise Godbe Lipman lo acusara por agresiones sexuales. Pero estos asuntos no son impedimento para que se divierta como cualquier otro adolescente con sus redes sociales.

El 22 de octubre, subió un cómico vídeo a Twitter titulado Hombre de mediana edad descubre que el vloging es algo. Dos días después, Maisie Williams (Arya Stark, Game of Thrones) respondió el mensaje etiquetando a su hermana ficticia y mejor amiga, Sophie Turner (Sansa Stark), para decirle que le parecía "muy simpático".

  • 23 de diciembre de 2002
  • 15 años
  • 1.70 m

Lucas Sinclair (Caleb McLaughlin)

Comenzó su carrera en los escenarios de Broadway, donde interpretó al joven Simba en el musical de El Rey León en 2012. De hecho, entrenó como bailarín en la The Harlem School of the Arts, en Nueva York.

El más grande de este grupo de actores es quizás el que más se divierte aún como niño cuando puede en su tiempo libre, pues es un ferviente gamer. McLaughlin fue una de las celebridades invitadas a la la premier mundial de Destiny 2, que con buenos motivos es uno de sus juegos favoritos.

  • 13 de octubre de 2001
  • 16 años
  • 1.65 m

Dustin Henderson (Gaten Matarazzo)

Aunque tal vez muchos no lo sepan, Matarazzo padece de forma leve una enfermedad genética llamada displasia cleidocraneal, la cual afecta fundamentalmente el desarrollo de los huesos y dientes. Sólo una persona entre un millón llega a tener este poco común padecimiento incurable. De hecho, su personaje, Dustin, también sufre dicha enfermedad; lo explica en el capítulo piloto de Stranger Things a un niño que lo está molestando en la escuela.

  • 8 de septiembre de 2002
  • 15 años
  • 1.63 m

Eleven (Millie Bobby Brown)

El cambio más radical ha sido indudablemente el de la modelo y actriz de padres británicos nacida en Marbella, España, quien causó sensación en el estreno de Stranger Things por su maduro look el pasado 26 de octubre en Los Ángeles (LA), California. Bobby ha dejado atrás el característico rapado de su personaje en la serie, dando lugar a un corte bob. Además,es la primera vez que luce un peinado totalmente alaciado y de raya en medio.

Por otro lado, la revista estadounidense W la incluyó en su lista de actrices más sexis del cine y la televisión. Esto ha sido fuertemente criticado en redes sociales como una "sexualización de las niñas" y hasta calificado como "una forma de legitimar la pederastia" en el ranking.

Ella y su familia se mudaron en 2011 a Orlando, Florida, donde comenzó a tomar talleres de actuación. Fue ahí que un caza talento de Hollywood le comentó a sus padres Bobby tenía "instintos que no se pueden enseñar". Así que de nuevo empacaron sus cosas y se dirigieron a LA. En menos de tres meses, ABC le ofreció el papel de Alicia para Érase una vez en el País de las Maravillas (2013). Para noviembre de ese mismo año, BBC America's show también le ofreció el rol de Madison O'Donnell en Intruders.

  • 19 de febrero de 2004
  • 13 años
  • 1.60