“This Land Is Your Land”, décimo tercer episodio de la tercera temporada de Fear the Walking Dead, se inicia justo en el momento en que acabó “Brother’s Keeper” (3x12), con Alicia Clark (Alycia Debnam-Carey) padeciendo cierta ansiedad comprensible por la invasión de los muertos vivientes del Rancho Broke Jaw tras las irresponsables acciones de un desequilibrado Troy Otto (Daniel Sharman), invasión que obliga a los supervivientes a permanecer encerrados en la bodega, con los zombis acechándoles en el exterior. Y los guionistas no pierden ni un minuto para plantear las nuevas dificultades a las que se enfrentan allí: la infección de Blake Sarno (Michael William Freeman) por una mordedura, que únicamente conoce Alicia, y que el oxígeno se acabará en un par de horas porque no entra aire en este refugio subterráneo a causa de que los conductos de ventilación están obstruidos.

Llegar al otro extremo y volver deslizándose y doblando sus múltiples recodos les tomaría semejante tiempo, por lo que les piden a los infectados que se identifiquen a sí mismos para sacrificarse por el bien de los que podrían sobrevivirles, para no consumir tan pronto el aire del que disponen: tremenda situación. Al principio, no se deciden, pero Sarno da ejemplo antes de que Perro Loco (Justin Rain) los encuentre por las malas y muestra su mordedura, y los demás le van siguiendo con sus familias en mente. Mientras Ofelia Salazar (Mercedes Mason) y Perro Loco se ocupan del atasco en los conductos del aire, le aplicarán un sedante de morfina a los moribundos para dormirles y luego acabar lo más humanamente posible con ellos, labor que recae en Alicia, cuya ansiedad se desborda después de la primera ejecución.

fear the walking dead 3x13
AMC

Por su parte, Nick Clark (Frank Dillane) y Troy trazan un plan sin demora en un intento de socorrer a los que se han encerrado en la bodega, que consiste en crear una distracción para los zombis y poder sacarles de allí. Pero se precipitan, con un risueño Troy, a quien divierte mucho atropellar y esparcir vísceras de los muertos vivientes, al volante de una camioneta, y acaban asediados en uno de los helicópteros. Ofelia y Perro Loco tienen un momento de sinceridad y apoyo en los claustrofóbicos conductos de ventilación, y así sabemos más del pasado de él. Y Alicia intercambia anécdotas e intimidades con Christine, que le había dado ánimos para proseguir con su macabra tarea anterior y en cuya piel se pone una encantadora Linda Gehringer, a quien nos hubiese gustado ver más en Fear the Walking Dead; y entonces nos explican el título del episodio.

El aire respirable se va acabando y surgen los primeros zombis en la bodega, a los que debe enfrentarse una aturdida Alicia. Si todos los demás sucumben, definitivamente, Troy habrá hecho un buen trabajo para provocar el fin Broke Jaw. Pero Ofelia y Perro Loco consiguen quitar por fin, con la falta de oxígeno ya afectándoles, lo que impedía la ventilación: sí, un zombi atascado; se ve que se atascan en todas partes; y Alicia vuelve de la inconsciencia en la que había caído, combate a los zombis con desesperada resolución y arrastra a una quizá inconsciente Christine para ponerla a salvo. Pero luego, tras la llegada de la caballería, se da cuenta de que ha fallecido y evita que se transforme.

fear the walking dead 3x13
AMC

Son Madison Clark (Kim Dickens), Victor Strand (Colman Domingo) y Qaletqa Walker (Michael Greyeyes) los que han regresado al rescate en el momento preciso y, con un Deus ex machina evidente, han creado la misma distracción para los zombis que pretendían Nick y Troy, haciendo explosionar los bidones del depósito de gasolina. Le cuentan a Ofelia que su padre, Daniel Salazar (Rubén Blades) sigue vivo, y a la conmocionada Alicia, que Jake Otto (Sam Underwood) ha muerto. Nick encubre la barrabasada de Troy. Y cuando deciden marcharse a la presa, la joven Clark opta ir sola a la cabaña de la que su novio difunto le había hablado porque no puede más con el comportamiento de su grupo. Nick se propone a seguirla sigilosamente para asegurarse de que arriva sana y salva a su destino y dirigirse a continuación a la presa. Y así, los vemos dejar atrás el desolado Rancho Broke Jaw, con la canción “This Land Is Your Land”, de Woody Guthrie, sonando de fondo.