Uno de los 'buques insignia' del sector biofarmacéutico en Cataluña es Boehringer Ingelheim, fabricante de medicamentos como el Bisolvon y la Buscapina o la solución Isodine. Ante la incertidumbre política de las últimas semanas, un portavoz de la multinacional de origen alemán, cuya sede central se encuentra en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) aunque cuenta con una delegación en Madrid, señala a Hipertextual que tomarán "las necesarias iniciativas para asegurar la continuidad del negocio".

La farmacéutica no ha detallado qué medidas llevarían a cabo en caso de que el Parlament de Catalunya promoviera finalmente la declaración unilateral de independencia, lo que podría llevar al Gobierno de Mariano Rajoy a aplicar el artículo 155 de la Constitución para obligar a la Generalitat al "cumplimiento forzoso" de sus obligaciones y a la "protección del interés general". Boehringer Ingelheim dice por correo electrónico que "no van a especular sobre posibles cambios" ante la situación política que se vive actualmente en la región.

La compañía alemana, fundada en 1885, asegura que "la posición de BI España sobre la situación actual en Cataluña se basa en el respeto a la legislación actual". De forma simultánea, la multinacional defiende su "compromiso" para poder "operar en un mercado plenamente integrado en la Unión Europea", sin dar más detalles sobre una posible salida de Cataluña en el caso de que finalmente se declare unilateralmente la independencia durante la próxima semana.

boehringer
Sede de Sant Cugat del Vallès de Boehringer Ingelheim España

Oryzon, primera empresa en irse de Cataluña

La postura de Boehringer Ingelheim contrasta con la mantenida por otras empresas del sector. La biotecnológica Oryzon anunció el pasado 3 de octubre el traslado de su domicilio social y del departamento de dirección general y financiera de Barcelona a Madrid, aunque por el momento mantiene en Cataluña su área de I+D y fabricación. Fue la primera compañía que confirmó cambios tras la celebración del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional. Oryzon comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que con el traslado pretendía "optimizar sus operaciones y la relación con sus inversores".

A pesar de que algunos medios habían sugerido que la multinacional Bayer también saldría de Cataluña ante una hipotética declaración unilateral de independencia, fuentes de la compañía rechazan hacer una valoración "basada en supuestos de lo que podría suceder". Según una portavoz de la farmacéutica alemana, conocida por la investigación y el desarrollo de las aspirinas, "Bayer, como cualquier otra compañía, precisa de un marco político, económico y jurídico estable que asegure el normal desarrollo de su actividad". Hipertextual también se ha puesto en contacto con otras compañías biofarmacéuticas como Merck o Novartis, sin recibir respuesta en el momento de la publicación de este artículo.

cataluña
Zarateman (Wikimedia)

Hace solo unas horas, Banco Sabadell comunicó el cambio de su domicilio social a Alicante, donde se ubicaba anteriormente la sede de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo y ciudad en la que se localiza la central de Solvia, su filial inmobiliaria. Gas Natural, por su parte, ha confirmado el traslado de su domicilio social de Barcelona a Madrid, al igual que la teleco Eurona. A media tarde, CaixaBank ha comunicado a la CNMV que cambia su sede a Valencia, una decisión sorprendente ya que se habían barajado otras opciones como Madrid y Palma de Mallorca. Otras empresas que estudian el posible traslado de su sede ante la convulsa situación política en Cataluña son Freixenet, Codorníu o Catalana Occident. El Consejo de Ministros ha aprobado hoy un nuevo marco regulatorio, a través de un Real Decreto Ley, para agilizar la movilidad de las empresas en territorio nacional.

El traslado del domicilio social supone un cambio del domicilio fiscal, ya que según la Agencia Tributaria, "el domicilio fiscal de las personas jurídicas y entidades residentes en territorio español será el de su domicilio social, siempre que en él esté efectivamente centralizada la gestión administrativa y la dirección de sus negocios". La decisión tomada por Sabadell u Oryzon implica, por tanto, una modificación en la tributación de ciertos impuestos, pero no se traduce, de momento, en la salida de los empleados o en la paralización de las actividades que llevan a cabo en Cataluña.

👇 Más en Hipertextual