Después del terremoto de magnitud 7.1 del pasado martes 19 de septiembre en México, la gente salió enseguida a las calles para ayudar a los sobrevivientes que quedaron bajo los escombros de edificios derrumbados, así como a juntar víveres y medicamentos para los damnificados. Los ciudadanos comenzaron a organizarse a través de las redes sociales ante la falta de organización gubernamental y las mentiras mediáticas como el caso Frida. Sin embargo, el raudal de información pronto se volvió desinformación y suscitó otro fenómeno: el exceso de voluntarios en diversos sitios.

Si bien la reacción de la sociedad civil ha sido la de socorrer cuanto antes a los demás ante el estado de emergencia suscitado en el país, los esfuerzos de muchas personas bien intencionadas se han visto mermados por el exceso de información en redes. Es por esto que un grupo de activistas, periodistas y programadores decidieron reunirse en el Centro Cultural Horizontal, en la Colonia Roma, Ciudad de México, para buscar soluciones. El resultado fue la creación del sitio Verificado 19S, dentro del cual se ha desarrollado un mapa interactivo y una base de datos colaborativa con el objetivo de verificar la información que aparece en medios de comunicación y redes sociales sobre qué hace falta, dónde y cuándo.

"Nos dimos cuenta de la necesidad de información útil, clara y verificada porque había mucha información desactualizada. Si bien las necesidades estaban ahí, quizá no estuvieron ahí en el momento, había un exceso de apoyo o había necesidades muy específicas que no estaban siendo cubiertas", explicó César Jerónimo Esquinca, miembro colaborador voluntario del equipo de gestión de Verificado 19S y quien es internacionalista, en entrevista a Hipertextual.

"Nosotros recibimos información a través de distintas redes. Esta información la vertimos en nuestras bases de datos y la retratamos en nuestro mapa como información por verificar. Además de eso, coordinamos a un equipo en el terreno que va verificando esta información y ya que está verificada, nosotros en el mapa tenemos el layer (capa) de información verificada. Nosotros compartimos la información que nos han reportado y además la verificamos. La información verificada la compartimos como necesidades urgentes en nuestra cuenta de Twitter para la Ciudad de México y para Estados".

¿Cómo se verifican los datos? La información es verificada por los equipos de campo compuestos por voluntarios. La metodología es muy sencilla, como señala Esquinca, "tú lo viste, está verificado con tus propios ojos", o bien, si otras dos personas indican al voluntario que lo vieron de primera mano, también está verificado.

El mapa tuvo varias etapas. Fue creado el martes del sismo y para la noche ya había alcanzado las dos millones de vistas. La página Verificado 19S fue desarrollada entre el miércoles a mediodía y el jueves siguiente. Hoy, lunes 25 de septiembre, tienen ya más de 4 millones de vistas, relató Miguel Ángel Escalante, coordinador de datos de Verificando 19S y quien es científico de datos, en entrevista a Hipertextual.

"Tenemos la información de Manos a la Obra, Sismo México, todos los puntos de internet de acceso libre, derrumbes de datos.gob, centros de acopio, municipios en estado de emergencia. El mapa está muy enriquecido con toda la información que se ha ido publicando", indicó Escalante.

Toda esta información se puede revisar por capas dentro del mapa interactivo del sitio. Si tú quieres añadir información por verificar, puedes hacerlo mediante el formulario que está disponible para el público en general. Entre más gente aporte, mejor actualizada estará la plataforma.

Además de los voluntarios y el apoyo de Google, McKinsey y Vice, algunas de las organizaciones que están colaborando con Verificando 19S son Artículo 19, Bicitekas, Centro Pro de Derechos Humanos, Cencos, Codeando México, Cultura Colectiva, Data Cívica, Estrategia Digital Nacional, Serapaz, Horizontal, Oxfam y Revista Paradigmas, entre otras.

Con esto, se cubre una necesidad muy importante para la ciudadanía tras el sismo, la de contar con información verídica. Hay muchos tipos de ayuda, los que van físicamente a quitar escombros u organizar víveres, los que van y vienen con cosas o personas en moto y los que verifican toda la información en tiempo real para que la respuesta ciudadana sea más eficiente.