Tras haber enardecido las redes sociales por hacer un comentario racista durante una transmisión en vivo, PewDiePew publicó una disculpa a través de su canal de YouTube, que cuenta con más de 57 millones de seguidores, admitiendo que el lenguaje que utilizó no tiene excusa.

En el vídeo titulado "Mi respuesta", Felix Kjellberg dice: "No es que piense que puedo hacer o decir lo que quiera y salirme con la mía. Para nada es eso. Solo soy un idiota", y luego añadió:

Fue algo que dije en el calor del momento, dije la peor palabra que se me pudo haber ocurrido y simplemente se me salió, y no voy a tratar de inventarme excusas para lo que hice porque no hay excusa para ello.

El youtuber ya se ha creado fama por causar controversias similares. Sin embargo, es la primera vez que expresa remordimiento y reconoce la gravedad de las repercusiones a futuro que su lenguaje racista puede causar al emporio que se ha creado en línea. En ocasiones anteriores, al contrario de admitir un error de su parte, el sueco se había mostrado desafiante a la crítica en sus vídeos.

Para sorpresa de muchos, PewDiePie admite en su disculpa que su actitud estuvo fuera de lugar y que no puede seguir haciendo este tipo de comentarios. De hecho, señala que su lenguaje fue “inmaduro y estúpido” y que se siente avergonzado por haberse dejado llevado por la emoción del juego con un insulto.

Mira su disculpa a continuación.

El pasado febrero, Disney finalizó su acuerdo con PewDiePie a causa de diversas burlas antisemitas que realizaba en sus vídeos. Por su parte, la compañía Alphabet Inc. canceló su serie Scare PewDiePie, exclusiva de YouTube Red. Además, quedó fuera del programa Google Preferred, que permite a determinados creadores de contenido beneficiarse de las mejores campañas publicitarias de YouTube.