Este 1 de septiembre llegan a Netflix los nuevos capítulos de Narcos. En la tercera temporada de la serie, el cartel de Cali se ha convertido en el más poderoso tras la caída de Pablo Escobar y la trama girará en torno de los cuatro padrinos que encabezan el cartel de droga.

En esta nueva etapa de la serie, entrará en escena el cartel de Juárez, abriendo la puerta a los grupos de la droga mexicanos. Los cuatro padrinos de Cali empezarán a hacer relaciones con su líder Amado Carrillo, también conocido como El Señor de los Cielos. El actor José María Yazpik será el encargado de encarnar al personaje, el cual tendrá cada vez más relevancia junto con el cartel originario de Chihuahua en la cuarta temporada de la serie de Netflix.

Los narcotraficantes mexicanos empiezan a tener más protagonismo, siguiendo los juegos de poder entre los carteles en la vida real. Cuando Pablo Escobar lideraba el cartel de Medellín, ya existía el cartel de Guadalajara, que posteriormente se convierte en el de Sinaloa, y el de Juárez. El año de la muerte de Escobar, 1993, el narcotráfico estuvo en el punto de mira después de que el cardenal Juan Jesús Posadas fuera asesinado.

En ese mismo año fue también cuando capturaron por primera vez a Joaquín Guzmán Loera, El Chapo Guzmán, quien logró escaparse de la prisión por primera vez en 2001. Los carteles y sus actividades fueron teniendo cada vez más importancia en México hasta que llegó a su punto más álgido en 2006, tras la elección del presidente Felipe Calderón, quien inició la guerra contra el narco.

Los productores de Netflix han sido hasta ahora un orden cronológico en la serie pasando por Escobar y el empoderamiento de Cali. En ese punto, los carteles mexicanos empezaron a ganar importancia en un proceso que podría verse en la cuarta temporada de Narcos de la mano del actor José María Yazpik. "Supuestamente la cuarta temporada va a suceder en México; todo puede cambiar, pero va para allá", aseguró el actor en entrevista con Hoy Los Ángeles

A pesar de que en la tercera temporada se inician los lazos con México, la relación con el país llega desde los primeros capítulos. Aunque están centrados únicamente en el auge del cartel de Medellín y de Escobar, muchos de los actores que interpretaron a los testigos de la historia provienen de México. Cambiar el acento mexicano por el colombiano no fue una tarea fácil, pero en el resultado final la actuación tiene el resultado esperado y solamente los seguidores de los actores podrían reconocer su verdadera nacionalidad.

Los amores de Pablo Escobar

Cuando El Patrón empieza a estar en el punto de mira, su familia se convierte en un gran apoyo para el líder del cartel de Medellín. El amor incondicional de sobre todo su madre y su mujer justifica cualquier acción que pueda tomar Escobar.

María Isabel Santos, a quien Pablo llama Tata, fue el amor de la vida del narcotraficante y estuvo a su lado hasta que fue asesinado en 1993. La mexicana Paulina Gaitán fue la encargada de interpretar al personaje, el cual tiene una gran relevancia en las dos primeras temporadas de Narcos. Nacida en la Ciudad de México, Gaitán ha actuado en otras series como Las Aparicio y en películas como Sin Perdón junto Kevin Kline.

A pesar del amor incondicional de Pablo Escobar a su mujer, tuvo varias amantes durante el auge del cartel que lideró. La periodista Virginia Vallejo, llamada Valeria Vélez en la serie de Netflix, fue una de las más famosas por su papel en la promoción de Pablo Escobar como político en Colombia. Su libro Loving Pablo, Hating Escobar será llevado al cine de la mano de Penélope Cruz y Javier Bardem.

Stephanie Sigman se convirtió en Vélez para Netflix, dejando de lado su acento de Sonora para incorporar el vocabulario y acento colombiano. Sigman apareció en la última película de James Bond 007, Spectre, cuando el actor Daniel Craig se encuentra en la capital mexicana durante el famoso Día de Muertos.

Los sicarios

Si con algo contaba Pablo Escobar era con la lealtad de sus colaboradores. Dos de sus sicarios de más confianza fue La Quica y el Posion.

Los dos sicarios estuvieron en el punto de mira de las autoridades por los diversos crímenes que realizaron en nombre de Pablo Escobar. En la serie, el mexicano Diego Cataño (Temporada de Patos) interpretará a uno de los colaborase más fieles y peligrosos del narcotraficante.

Por su parte, el procedente de Coahuila Jorge A Jiménez (Machete Kills) se pone en la piel de el Poison, uno de los sicarios clave para lograr el ascenso de Escobar como líder del cartel de Medellín.

Las altas esferas

El actor Raúl Méndez ya había actuado en otras series relacionadas con el narcotráfico como la mexicana El Señor de los Cielos y, en Narcos, se pone en la piel del presidente de Colombia César Gaviria.

Méndez aparece también en otra serie de Netflix Sense 8, en la que trabaja con el actor español Miguel Ángel Silvestre, quien se une al equipo de Narcos en la tercera temporada que se estrena este viernes 1 de septiembre.

Por otro lado, el abogado del diablo y hombre de confianza de Pablo Escobar, Fernando Duque, es interpretado por un miembro de la dinastía Bichir de origen libanés.

Bruno, hermano de Demián y Odioseo, ha sido nominado a seis premios Ariel y, en la serie de Netflix, tiene el difícil de papel de defender a Escobar de las actividades ilícitas del narcotraficante.

El patrón del cartel de Cali

En los nuevos capítulos de Narcos, la trama estará centrada en el cartel de Cali y en sus cuatro padrinos. Desde la segunda temporada, la figura de Gilberto Rodríguez Orejuela, líder del cartel y quien fue extraditados a Estados Unidos en 2004.

El famoso actor Damián Alcazar es encarna al poderoso narcotraficante, después de su participación en películas como La dictadura perfecta o Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian.

Alcázar también participó en el proceso de la nueva Constitución de la Ciudad de México, donde fue escogido como diputado constituyente del partido Morena. A causa de las largas horas de rodaje de la serie en Colombia y sus ausencias, el actor fue finalmente sustituido.

Narcos ha tenido desde su primera temporada una cara mexicana, la cual podría fomentarse en los próximos capítulos con la entrada del Cartel de Juárez en la trama. Además de los numerosos actores mexicanos que han formado parte de la serie de Netflix, el también mexicano Gerardo Naranjo (Miss Bala) dirigió varios capítulos de la segunda temporada.