Ya ha llegado septiembre, el mes en el que ocurrirá el equinoccio de otoño en el hemisferio norte. El cambio de estación traerá consigo días cada vez más cortos, con menos horas de luz, y temperaturas más frías y lluvias. El comienzo de septiembre arrancó con el tránsito del asteroide 3122 Florence, un viaje que situó a este objeto a siete millones de kilómetros de la Tierra, una distancia que equivale a dieciocho veces la separación de la Luna con nuestro planeta, por lo que no supuso ningún problema.

Lo que tampoco sucederá este mes es el fin del mundo, a pesar de las teorías conspiranoicas que se difundieron con motivo del eclipse solar. Según estos rumores infundados, la ocultación del Sol por parte de la Luna provocaría el impacto de un planeta imaginario, llamado Nibiru, que chocaría contra la Tierra el próximo 23 de septiembre. Sin embargo, nada de esto es cierto, ya que no existe ningún mundo llamado así, los eclipses solares son fenómenos naturales que ocurren con cierta periodicidad y no provocan más consecuencias que el asombro y la curiosidad de los observadores. En septiembre, por suerte, sí disfrutaremos de eventos astronómicos interesantes, que resumimos a continuación:

Llega el otoño

El cambio de estación tendrá lugar el próximo 22 de septiembre a las 22h 2m hora oficial peninsular. Según los cálculos del Observatorio Astronómico Nacional, el otoño durará 89 días y 20 horas. Hasta que finalice la estación, el próximo 21 de diciembre, también se producirá el cambio de hora el próximo 29 de octubre, cuando entrará oficialmente el horario de invierno en España.

No habrá eclipses, pero sí planetas visibles

Después de que agosto nos regalase un eclipse de Luna y otro de Sol, el noveno mes del año no traerá consigo ningún fenómeno de este tipo. Por fortuna, sí podremos observar determinados planetas durante septiembre. Como explican desde la web especializada Astroafición, Mercurio será visible a partir de la primera semana del mes al alejarse paulatinamente del Sol. Las condiciones óptimas para observar este mundo tendrán lugar el próximo 12 de septiembre, cuando podremos verlo sobre el horizonte este una hora antes del amanecer. Hacia finales del mes, el planeta se irá acercando de nuevo a la estrella, por lo que su visibilidad será más difícil.

También podremos contemplar Venus durante el mes de septiembre, especialmente dos horas antes del amanecer. Por el contrario, Marte aparecerá bajo en el horizonte y su brillo no será tan alto como el de los otros dos mundos, lo que limitará su observación. Los aficionados y apasionados de la astronomía también tendrán problemas para ver Júpiter y Saturno. Por el contrario, será posible contemplar Neptuno y Urano durante la noche.

La Luna en septiembre

El Observatorio Astronómico Nacional señala que habrá Luna llena mañana 6 de septiembre a las 9:03 h. Nuestro satélite estará en fase menguante el próximo 13 de septiembre y en cuarto creciente el 28 de septiembre. Durante las siguientes semanas también tendrá lugar la conjunción de la Luna con algunos cuerpos celestes, un fenómeno en el cual ambos objetos se localizan en la misma longitud celeste al ser observados desde la Tierra.

astronomía
Fuente: Pixabay.

De este modo, la Luna estará en conjunción con Neptuno (6 de septiembre), con Urano (9 de septiembre), con Venus y Marte (18 de septiembre), con Mercurio (19 de septiembre) y con Saturno (27 de septiembre), unos eventos cuyo máximo no será visible desde Madrid, según los expertos. Sí podrá contemplarse, por el contrario, la conjunción de la Luna y Júpiter del próximo 22 de septiembre. Por último, la Luna se situará el 13 de septiembre en el perigeo, es decir, en el punto más cercano a la Tierra en su órbita; mientras que el 27 de septiembre se encontrará en el apogeo, la localización más alejada de nuestro planeta.