Samsung ha presentado la nueva generación de sus discos SSD portátiles, los Portable SSD T5, que suceden a dos exitosas familias de almacenamiento portátil ultraligero y ultrarrápido. Frente a una primera edición de mayor precio, la compañía surcoreana demuestra con los T5 que los SSD externos están democratizados, al menos en sus versiones de almacenamiento moderado.

El T5 llega en sus adentros, como las versiones anteriores, con un disco que utiliza memoria flash V-NAND y que por tanto permite alcanzar velocidades de hasta 540 MB/s en lectura secuencial, algo que según Samsung le supone ser hasta 4.9 veces más potente que discos duros externos tradicionales. En cuanto a las cifras de rendimiento, no se trata de un salto enorme respecto al T3 y al T1, pero es bueno recordar la primera versión sorprendía con sus 450 MB/s, sobre los límites del protocolo USB 3.0. Todo estas novedades, llegan, además, en una unidad que pesa 51 gramos.

En esta ocasión, además de incluir el puerto USB-C, como ya ocurre en los smartphones Galaxy, en convertibles y portátiles, el T5 estrena el protocolo USB 3.1 Gen 2, que ofrece un ancho de banda de hasta 10 Gbps. Esto ayudará, sin duda, a eliminar cualquier cuello de botella, aunque las soluciones internas basadas en PCIe superan más de cuatro veces su rendimiento.

Sin hablar por tanto del rendimiento más alto del mercado, que la propia Samsung ofrece con unidades como los 960 Evo, sí hay que entender que los T5 son ideales para muchos campos profesionales o para usuarios que quieren contar con un rápido acceso a sus archivos. Los discos SSD portátiles también resultan de gran ayuda a usuarios que no quieren o pueden sustituir componentes internos, de forma que permiten alojar el sistema operativo "sin perder rendimiento" por tratarse de unidades externas.

Los Samsung T5 llegan en dos colores, azul y negro. Parten de 129,99 dólares en el modelo de 250 GB, pasando por 199,99 dólares del modelo de 500 GB y 409,99 dólares del modelo de 1 TB, con un precio de 799,99 dólares para el modelo de 2 TB. Por dar cierta perspectiva a esto, hay que recordar que el T1 llegó con un coste de 600 dólares, casi 200 más para 1 TB.