No hace muchos años, los que realizaban trabajos de edición fotográfica o vídeo llevaban consigo unas aparatosas carcasas de plástico o aluminio con dos o más discos mecánicos en configuración RAID-0 para obtener unas velocidades de transferencia altas y gran capacidad a un, relativamente, bajo costo y poder producir en movilidad.

Por suerte, y en pocos años, esto ha cambiado radicalmente. Empezaron a verse los primeros SSD con memorias NAND en lugar de un disco girando y, el ruido, calor y tamaño excesivo desaparecieron de la ecuación. El problema era su elevado costo, pero cada año se va mejorando y es fácil adquirir el doble de capacidad por el mismo precio por cada año que pasa.

Gracias a la tecnología V-NAND de Samsung se puede trabajar en otros dos aspectos: la densidad de almacenamiento de la memoria y su tamaño. En esencia un SSD que emplee la tecnología V-NAND montará las memorias en unas finas capas superpuestas verticalmente logrando aumentar la capacidad enormemente mientras se reduce el espacio. Es tal el logro tecnológico desarrollado en los últimos años que ya tenemos la oportunidad de sustituir nuestros pesados RAID-0 con un SSD de 1TB que es más pequeño que la palma de nuestra mano. Bienvenidos al futuro móvil.

Lo conocimos en el CES 2015 y hoy hemos tenido la oportunidad de verlo, tocarlo y probarlo. Asusta lo pequeño que es, es increíble pensar que ahí puedes tener un sistema operativo completo lleno de herramientas y datos y que podrás conectarlo a un ordenador y operar con él en cualquier lugar como si fuese un SSD interno.

Digo SSD interno porque el precio/GB es muy parecido al de SSD de tamaño estándar. Además está basado en el popular EVO 850 de Samsung. En los benchmarks que hemos podido ver la lectura y la escritura superior a los 400 MB/s acercándonos al límite de la tasa de transferencia de un USB 3.0. Es bastante impresionante.

Espero ver más SSD portátiles de este tipo y en diferentes formas. Para los usuarios profesionales es una gran herramienta para llevar siempre con ellos, pueden llevar consigo inclusos sus herramientas de software y producción y ejecutarlas a la máxima velocidad. Me agrada mucho el concepto y, por fin, cuando el precio logre bajar aún más, nos olvidaremos para siempre de esos pesados RAID-0 que creíamos como lo mejor. También espero una versión futura con USB Type-C.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.