El portal neonazi The Daily Stormer se ha quedado sin protección, dominio ni apoyo. Después de que GoDaddy y Google bloquearan la página de contenido superrealista blanco, la web consiguió un dominio ruso bajo el nombre dailystormer.ru. Este miércoles 16 de agosto, el mismo día en el que se hicieron con un nuevo dominio, el relanzamiento ruso de The Daily Stormer ha llegado a su fin.

La eliminación de la página de la web convencional ha tenido lugar después de que CloudFlare, una red de distribución de contenidos, abandonara también al medio de corte ultraderechista. CloudFlare ofrece un servicio de seguridad y optimización del rendimiento de sus clientes y, hasta ahora, había protegido a The Daily Stormer de los ataques de denegación de servicio.

Twitter se ha unido al ataque contra el portal y ha bloqueado la cuenta @rudhum, utilizada para publicar las actualizaciones de The Daily Stormer.

"Las reglas de Twitter prohíben las amenazas violentas, el acoso, la conducta odiosa y el abuso de múltiples cuentas, y tomaremos medidas sobre las cuentas que violen estas políticas", afirmó un portavoz de la red social este miércoles 16 de agosto.

The Daily Stormer empezó a perder apoyo después de que el miedo publicara un artículo en el que denigraba a Heather Heyer, una de las víctimas del ataque de Charlottesville del pasado fin de semana.

Por su parte, Facebook también condenó el artículo suprimiendo algunos posts que incluían el enlace. A través un algoritmo, la red social permitió compartir la publicación del medio neonazi solo si la condenaban. Los trabajadores revisaron los mensajes para confirmar que los usuarios no alababan el artículo, en cuyo caso el post era eliminado de la red social.

Matthew Prince, CEO de CloudFlare, afirmó que la decisión de abandonar el portal fue difícil, pero que fue un paso necesario para poder seguir discutiendo sobre la adecuada restricción del contenido en internet. Entre otras cosas, Prince explicó que estaba muy molesto porque The Daily Stormer afirmaba en sus foros que CloudFlare formaba parte de su grupo, algo que la compañía niega. "Me cansé de eso y lo eliminé", subrayó en The Verge.

Desde que se inició la polémica en torno a la web neonazi, CloudFlare ha discutido su política de proteger a cualquier sitio independientemente de su contenido. Con este caso en particular, la compañía tuvo que decidir si seguían con las mismas reglas o si dejaban de proteger a The Daily Stormer. Finalmente, la presión o la gravedad del artículo tras los enfrentamientos de Charlottesville parecen haber tenido más peso que las políticas de la empresa.

The Daily Stormer pasó a formar parte de la dark web después de que su dominio fuera rechazado en GoDaddy y Google. Hasta la fecha, el portal ha mantenido su presencia en el lado oscuro de internet, donde podría seguir estando si no encuentra apoyo en la web convencional.

👇 Más en Hipertextual